Anzoátegui.- Uno de los heridos que dejó la explosión de un poliducto de Pdvsa en Anzoátegui, falleció en horas del mediodía de este miércoles.

Se trata de Eduardo Urrieta, de 28 años, quien conducía su vehículo por la zona al momento del estallido.

El fallecimiento fue confirmado por Oscar Navas, director del hospital Luis Razetti de Barcelona. 

Urrieta se encontraba en terapia intensiva, a raíz de las fuertes quemaduras que sufrió en su cuerpo. 

El hecho obligó a que las autoridades, por precaución, desalojaran a las familias que viven en zonas aledañas, reseñó El Pitazo.

El médico confirmó que Urrieta fue tratado con medicinas e insumos de ese centro asistencial, esto para desmentir rumores en redes sociales, donde solicitaban medicamentos para tratar al afectado. 

«Desde anoche nuestros médicos están abocados a salvar la vida del paciente que se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos», reconoció Navas horas antes que el oriental falleciera.

A las 12:00 pm de este miércoles, los bomberos todavía intentaban apagar las llamas del incidente que, según la versión chavista, fue otro «sabotaje», misma narrativa utilizada con las diversas fallas en los servicios a lo largo de los últimos meses.