Caracas.- El presidente Nicolás Maduro recibió este viernes en el Palacio de Miraflores al nuncio apostólico, Aldo Giordano, al arzobispo de Caracas, Cardenal Baltazar Porras y a la niña Yaxury Solórzano, a quien se le atribuye el milagro que llevó al Dr. José Gregorio Hernández a la beatificación. 

Tras el encuentro, Maduro ofreció una rueda de prensa con presencia únicamente del canal del Estado, Venezolana de Televisión, quien le consultó sobre el mensaje que más temprano enviara el papa Francisco a Venezuela, con motivo de la ceremonia. 

«Ha sido un mensaje muy contundente, que los venezolanos no permitamos ninguna intervención extranjera que dañe nuestra vida interna», dijo Maduro sobre la postura tomada por el papa Francisco, quien rechaza una intervención «de afuera» en Venezuela..

«Los venezolanos entre nosotros, sin intervención extranjera, sin sanciones, sin bloqueos, sin amenazas, debemos encontrar nuestro camino, nuestras soluciones, nuestra propia convivencia. La solución a nuestros problemas por nosotros mismos, no venida desde el exterior con chantajes», añadió.