Las lagartijas son uno de los ejercicios básicos más sencillos que podemos hacer. No requiere de una máquina ni de demasiado movimiento: lo único que hacemos es impulsar nuestro cuerpo hacia arriba con el apoyo de las manos y los brazos. Sin embargo, muchos se encuentran con distintos problemas cuando intentan integrar este ejercicio a sus rutinas, principalmente si apenas están comenzando a realizar más actividad física. 

Algo común que suele pasar es que alguien pueda hacer 10 o 20 lagartijas al día sin problemas, pero no puede pasar de esa cantidad (al menos en cada set). No importa cuántos días haya dedicado su tiempo a las lagartijas, no puede pasar de esa cifra, y si intenta llegar al 30 el esfuerzo parece demasiado alto y se siente bastante imposible. 

En realidad esto se debe a varios factores, desde la poca actividad física que realizamos con la parte superior del cuerpo al día, hasta la forma en que hacemos las lagartijas o la meta que establecemos todos los días dentro de nuestra rutina. Es posible superar esa cantidad, sólo es necesario seguir unos cuántos consejos y asegurarnos de siempre pedirle más a nuestro cuerpo. 

Asegúrate de hacer bien tus lagartijas

Para estar seguros de que estamos trabajando todos los músculos que se involucran en una lagartija, tenemos que observar nuestra pose y cómo usamos el cuerpo. El pecho tiene que tocar casi el piso y al levantar tenemos que hacer una línea recta con nuestra espalda. Puedes pedir ayuda de un experto para que pueda observarte y corregirte en caso de que lo hagas mal, pero este es un paso para asegurarnos de que vamos a trabajar los músculos y podrá ser más sencillo hacer más en el futuro.

Hazlo al menos cuatro días a la semana

Si haces lagartijas sólo un par de días, no hay misterio en por qué a la siguiente semana no estamos haciendo más. El cuerpo no logra acostumbrarse y perdemos la poca fuerza y avances que hayamos hecho. Un hábito constante ayuda a que podamos ir avanzando y subiendo de intensidad. Lo ideal es los 7 días de la semana si quieres avances rápidos, pero basta con cuatro días a la semana. 

 

Incrementa los sets y aumenta el descanso

Un set de lagartijas no es suficiente para trabajar los músculos e incrementar la fuerza y resistencia en la parte superior del cuerpo, así que recuerda tomar algunos descansos después de llegar a la cifra tope e intentarlo de nuevo. Te aseguramos que no tendrás problema para seguir intentándolo. El descanso también es importante para que los músculos se vayan ajustando a la actividad.

Sube la cantidad ligeramente por día

Una razón por la cual no podemos subir de cantidad de lagartijas es porque no estamos impulsando el cuerpo a que intente más o a veces ponemos metas demasiado altas a las que no logramos llegar. El truco está en incrementar una o dos al día y mentalizarse desde el principio a cumplirlas. Si hacemos dos o tres sets con esa cantidad iremos acostumbrándonos aún más. 

Intenta variaciones

Las lagartijas se pueden hacer aburridas, así que si quieres darle un toque interesante y motivarte aún más puedes intentar variaciones de lagartijas. Esto ayudará a trabajar otros grupos musculares y te ayudará a darle fuerza aún más a esa parte del cuerpo. 

En general, el truco está en no rendirse a las 20 lagartijas y buscar hacer más. Acostumbrarse al ejercicio es base y recuerda no dejarlo sólo en un set. Por otra parte, puedes hacer otros ejercicios para fortalecer la parte superior del cuerpo, y ayudaría a mejorar tu resistencia.