Caracas.- Según datos del Observatorio Venezolano de Finanzas, trabajadores de Caracas recibieron -en promedio- un sueldo de 116,7 dólares mensuales, que sirven para pagar 30% de la canasta alimentaria, mientras que empleados públicos solo pueden adquirir apenas 8 % de la canasta con el salario que perciben. 

«Al tomar en consideración el aumento de los precios de los bienes y los servicios en dólares, los US$ 116,6 mensuales representaron en términos de poder adquisitivo US$ 102,6 mensuales. En el caso de los trabajadores del sector público, el salario mínimo más bonos de alimentación representó apenas 8% del costo de la canasta alimentaria. Ello sugiere la extrema precariedad en que se encuentran los trabajadores públicos», explica el OVF en su página web.

Sobre esto, concluyen que la remuneración que reciben empleados del sector privado es 3,7 veces mayor que un empleado público.

En cuanto a los pagos en comercios, tras la entrada en vigencia del IGTF, el OVF señaló que en abril se apreció una caída de los pagos en dólares y el consecuente aumento de los pagos en bolívares.

«Los pagos que se realizaron en el comercio y los servicios en bolívares representaron durante abril el 53,2% del total lo que implicó un aumento significativo respecto al 49,5% del mes de marzo. Esto se explica fundamentalmente por la entrada vigencia del impuesto a las grandes transacciones financieras, cuyo efecto más importante ha sido penalizar el uso del dólar como medio de pago».