Reparan calles de Castillito

Ciudad Guayana.- Después de ocho días de búsqueda por parte de los familiares, amigos  junto a organismos de rescate el joven de 18 años de edad, Marcos David Pereira, fue localizado el sábado 1 de mayo cerca de la Hermandad Gallega, Puerto Ordaz.

La búsqueda del joven dejó secuelas de calles rotas alrededor de la ciudad, lo que ha mantenido a los residentes de algunas urbanizaciones en alerta sobre si la Alcaldía de Caroní se encargaría de reparar las avenidas.

Ante esto, Marcos Antonio Pereira, padre del joven, una vez culminada la búsqueda inició junto a la comunidad, familiares y amigos las reparaciones generales y sellando con cemento las bocas de las tanquillas de la avenida Castillito, una de las calles más afectadas por la investigación.

Preocupaciones por parte de los vecinos

Residentes del sector Villa Central denunciaron el viernes 30 de abril el aprovechamiento de las calles rotas en la avenida Castillito por parte de personas desconocidas, quienes de acuerdo con los testimonios de los habitantes venían de los Arenales de San Félix.

Los vecinos manifestaron que dichos individuos se hacían pasar por trabajadores de la Alcaldía en operaciones de rescate de Marcos David Pereira, el adolescente de 18 años de edad desaparecido en las alcantarillas de Puerto Ordaz.

Y que una vez finalizada la abertura de las tanquillas, personas ajenas al caso aprovecharon para realizar extracción de prendas u otro tipo de material que contenga valor.

“Quitaron unas tapas que cuestan una millonada y eso se presta para que las personas echen basura. Eso podría traer un colapso de aguas negras en toda la Parroquia Cachamay”, expresaron los vecinos.

Agregaron que después de que se consiguiera al joven no confiaban en que vendrían los entes encargados a reparar las calles y que los “dejarían a la deriva” hasta que ellos mismos tuvieran que pagar algo por reparar las tuberías.

Por ende, una vez que se enteraron que Marcos Antonio Pereira se encontraba en labores de solventar los daños se mostraron aliviados y contentos ante la acción. Sin embargo, continuaban inconformes por la falta de acción de la Alcaldía de Caroní.

“Es bueno que el señor haya querido hacerse cargo, pero no son los civiles quienes se deben encargar de estas reparaciones, después de todo, eso podría incluso crear mayores problemas en el futuro por procedimientos incorrectos de reparación”, dijo un residente de Villa Central.

Están agradecidos con los familiares y personas involucradas en la reparación pero añadieron que aunque sean los civiles los que realicen estos trabajos, los mismos deberían ser supervisados por los entes correspondientes.

Ruth Meyerowitz