Ciudad Guayana- Junto a la basura, poca iluminación, maleza y demás problemáticas que sufre Ciudad Guayana, se le suman los huecos siendo el más común denominador para las personas que se movilizan por la urbe.

 Los conductores deben hacer  días de cola para surtir gasolina, a esto se le suma tener una visión de águila e instinto felino para no caer en alguno de estos surcos y tener una visita- poco gratuita- al taller.

En el Paseo Caroní, a la altura de Friosa se encuentra un hueco de gran tamaño cubierto por un bote de aguas blancas, esto hace que su visualización sea difícil, además, toda esa parte de la calle está llena de desniveles producidos por otros huecos que bordean al más grande.

Esto provoca que todo el que transita por el Paseo Caroní tenga que estar “con los ojos abiertos” para no caer en uno de los hoyos, siendo de noche particularmente peligroso por la poca iluminación de la avenida.

El hueco lleva 6 años aproximadamente.

Misma situación se encuentra en la avenida Guarapiche a la altura de Río Negro, en la cual hay varias pequeñas depresiones al ser una avenida de mucho tránsito y donde los conductores suelen pasar a gran velocidad, hay que tener cuidado de no quedar sorprendido siendo víctima de uno de los hundimientos.

En vista del problema, los más grandes son rellenados con escombros para evitar daños mayores.

 

Víctor Solórzano

Pasante