El líder norcoreano, Kim Jong-un, abandonó hoy Rusia después de su cumbre con el jefe del Kremlin, Vladímir Putin. Foto: EFE

Seúl.- Corea del Norte dijo hoy, tras el fracaso de la ronda de diálogo de este fin de semana en Estocolmo, que no quiere reunirse de nuevo con Estados Unidos hasta que Washington no ponga fin a su «política hostil» contra el régimen.

Un representante de la cancillería norcoreana acusó, en un comunicado publicado por la agencia estatal KCNA, a Washington de tratar de usar las negociaciones para intereses domésticos y que «carece de base» la afirmación de EEUU de que ambos países volverán a reunirse de nuevo en dos semanas en la capital sueca.

«EEUU no hizo nada para prepararse para estas negociaciones, y solo buscó su propio interés político al usar las conversaciones para su política doméstica», añade el texto.

EFE