Monagas.-Gregorio Contreras Moreno de 23 años, se hallaba preso por varios homicidios, ese día que fue acribillado por sus compañeros, al parecer abusó sexualmente de una de las visitas, en el propio centro de reclusión La Pica, Maturín, estado Monagas.

Después que culminó la visita en la cárcel, los reos acorralaron a Moreno y sin mediar palabras lo ejecutaron. La víctima presentó múltiples heridas por arma de fuego en diferentes partes del cuerpo.

Seguidamente que fue ajusticiado,  procedieron a decapitarlo y mutilaron una de las piernas.

La cabeza rodó por la zona de  “Carro Loco”, sitio famoso del penal, como advertencia para los demás penados.

La venganza no culminó con la muerte del convicto. El mismo día, varios desconocidos se presentaron en la calle 3 del sector Sabana Grande 4 de Maturín, buscaban a un hermano del fallecido.

Maglis Andreina Contreras de 40 años, no supo dar ningún tipo de explicación de su hijo y huyó de la presencia de los bandoleros.

Cuentan vecinos que la mujer asustada corría por la calle 3 de esta comunidad pidiendo auxilio, hasta que los antisociales la mataron de múltiples disparos.

Testigos de lo ocurrido dicen que el asesinato del preso se registró en horas de la madrugada del día lunes 7; mientras que el crimen de la fémina aconteció en horas de la mañana del mismo día.

Expertos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, buscan a los homicidas.

Bladimir Martínez Ladera

[email protected]