Puerto Ordaz.-Las personas aprehendidas por funcionarios de Patrulleros de Caroní en la calle Medellín, casa número 2 de la manzana 21, en la urbanización Villa Colombia fueron privadas de libertad.

La mujer de 51 años y el hombre de 41 les imputaron el delito de promover la mendicidad, sancionado por el Código Penal y por la Ley Orgánica para la Protección del Niño, Niña y Adolescente, (Lopna).

Funcionarios de la Policía Municipal iniciaron una averiguación luego que residentes de Villa Alianza, Villa Colombia, Villa Central y Villa Brasil, denunciaran la situación de los menores que pedían dinero en semáforos que están al lado de la Torre Loreto, avenida Las Américas, cruce con la avenida Bolivia.

Vecinos manifestaron su preocupación sobre lo que venía pasando en este lugar, algunos de los niños eran embarcados en vehículos, supuestamente, para prostituirse a cambio de dinero.

Los menores se hallaban acompañados de personas adultas, después de la denuncia se pudo conocer a través del comisionado agregado de la PNB, Carlos Villamediana jefe de Patrulleros de Caroní que había una comisión investigando el caso.

Explicó el alto cargo de la policía municipal que las pesquisas que hicieron los llevaron hasta una casa en la que estaban los niños.

Después de las actuaciones que realizaron, comunidad en general se manifestó a favor de las actuaciones de la policía municipal y miembros del Consejo de Protección de Niños y Adolescentes.

Medicatura forense practicada a las víctimas arrojó como resultados que algunos de los niños y adolescentes registraron abuso sexual de vieja data, otros eran inducidos, al parecer, a cometer actos lascivos.

Patrullajes constantes

Comisionado jefe de la Policía Nacional, Carlos Villamediana, aseguró que continúan haciendo recorridos en la avenida Las Américas y sitios aledaños, igual, por la zona de Alta Vista, en busca de niños en situación de peligro.

Declaró que las instrucciones del alcalde de Caroní, Tito Oviedo y del gobernador del estado Bolívar, Ángel Marcano, eran estrictas sobre este tema; además, apuntó que se debía a un clamor de la población.

Miembros de los consejos comunales de la parroquia Cachamay, piden mano dura contra aquellas personas que utilizan a los niños con propósitos económicos.

Solicitan a los administradores de justicia castigos para padres y representantes de los menores por ser parte de esta situación que perjudica a los más vulnerables.

Carlos Centeno, quien reside en los bloques de ladrillos de Villa Brasil, exige a Patrulleros de Caroní que sigan con los patrullajes constantes en la zona.

Aprovechó para exigirles al Gobierno nacional, Alcaldía de Caroní y Gobernación, recursos para los cuerpos de seguridad.

Bladimir Martínez Ladera
[email protected]