Los productores de caña de azúcar en el estado Portuguesa denunciaron que la escasez de combustible sigue afectando la producción del campo. Un gran porcentaje de trabajadores dependen de la zafra para poder llevar el sustento a sus hogares.

De acuerdo la infomación manejada por Elimpulso.com, al menos 5000 trabajadores están a punto de perder sus empleos por no contar con el gasoil que les permita encender las maquinarias y moler las 6 mil toneladas dirías que se recogen de caña.

 

Tomado de El Impulso.