En la imagen Raphael posa durante la entrevista en Bilbao - Fotografía: EFE

Bilbao.- Raphael, uno de los cantantes españoles que más discos han vendido en su carrera y que ha cosechado el éxito entre varias generaciones, ha afirmado este miércoles en Bilbao que su «mejor plataforma» siempre ha sido él mismo, y que debe cuidarse «para estar siempre fresco y bien de voz, para durar muchísimos años».

El veterano cantante, que el año pasado cumplió 60 años sobre los escenarios, ha hablado en una entrevista con Efe sobre su dilatada experiencia personal en el mundo de la música, antes de participar en la primera jornada del Encuentro Internacional de la Industria Musical Española, Europea y Latinoamericana de Bilbao, BIME Pro.

Tras manifestar que su profesión le «enloquece» y le «gusta muchísimo», ha mantenido a sus 78 años que, por ahora, no piensa en retirarse.

«Cuándo me voy a retirar ni lo sé yo, ni lo sabe nadie; hay tema para rato», ha sentenciado.

Cuestionado por lo que ha aprendido a lo largo de su trayectoria artística en el mundo de la música, ha revelado que «en cada momento ha sabido «lo que tenía que aprender de la industria musical y cuándo era tiempo y no era tiempo de aprender».

«Porque hay un tiempo en que te tienes que dedicar a trabajar con la venda en los ojos y hay otro tiempo para dejar el estudio, para mejorar, para cambiar cosas, para descansar», ha explicado.

«Yo no estoy arrepentido de nada que haya hecho porque todo lo que he hecho me ha servido, hasta lo que ha podido no estar bien me ha servido para no volver a hacerlo. No reniego de nada», ha agregado.

El interprete de éxitos inolvidables como «Yo soy aquél», «Mi gran noche» o «Escándalo», entre otros muchos, ha reconocido que en su carreta «todo han sido retos».

«Porque ya llegar a 60 años de trayectoria y seguir llenando los teatros, los auditorios, es un reto diario. Hay gente que me habrá visto cien veces y sigue viéndome», ha añadido.

Cuestionado sobre si le queda algún artista relevante con quien colaborar, después de haber hecho varios discos de duetos, el último en 2019, ha admitido: «Alguno quedará, pero he grabado con muchísimos, tanto nacionales, como extranjeros, como cantantes de ópera, yo creo que he grabado con casi todo el mundo».

«Y los que me falten, con un poquito de paciencia, grabaré con ellos», ha advertido.

Preguntado por cómo ha afectado la pandemia a su vida y a la industria musical, ha señalado que ha aprendido a cuidarse, porque «ese virus no tiene buenas intenciones y hay que cuidarse y resguardarse de él, que se puede hacer».

«A la industria musical es a una de las que más le ha afectado -ha evidenciado-, pero ya afortunadamente vamos poniéndonos en órbita y saliendo de esa enorme crisis que ha habido y que todavía colea pero que ya no es como hace un año».

Preguntado por si le queda algún sueño por cumplir en su carrera, ha opinado: «Yo creo que sí, pero tengo la buena costumbre de que todos los sueños y todas las ilusiones que tengo y he tenido, las he hecho o acabo haciéndolas. Tarde o temprano, termino haciéndolas», ha remarcado.

«Yo no soy un artista que se haya quedado con las ganas de hacer nada, he hecho siempre lo que he querido», ha enfatizado.

Raphael se encuentra actualmente en gira con su último disco, «Raphael 6.0», con las canciones que siempre quiso cantar y nunca grabó, hasta ahora, acompañado de doce grandes amigos y estrellas de la canción como Alejandro Sanz, Pablo Alborán y Pablo López, entre otros.