Carnaval de La Habana

La Habana.-Carnaval de La Habana, considerada la mayor fiesta popular de la capital cubana, retorna este verano tras un bienio de pausa impuesta por la pandemia.

Este festejo regresará durante dos fines de semana del próximo mes de agosto, dentro de un programa cultural recién anunciado por el Gobierno de La Habana, según publicaron medios estatales.

El Malecón será nuevamente el escenario principal del carnaval habanero, donde se instalarán tablados para actuaciones de grupos de danza y de música, animadores de los festejos.

Ese extenso muro con vista al mar que bordea la bahía habanera rodea las principales avenidas sede de las celebraciones y los típicos desfiles de carrozas y comparsas.

Canaval de La Habana por todo lo alto en su regreso

Los espectadores podrán encontrar orquestas de música popular bailable en puntos como la Piragua, las avenidas Paseo y de Presidentes y en los jardines del Club 1830, informó esta semana la coordinadora de Objetivos y Programas, Tatiana Viera.

El carnaval de La Habana ofrece conciertos de música bailable donde se mezclan salsa, conga, timba y también los bailes urbanos.

Esta vez se rescatará el «bautizo de las farolas», una ceremonia carnavalesca olvidada en los últimos tiempos.

También en esta ocasión realizarán las siete comparsas tradicionales de La Habana: Los Dandys de Belén, El Alacrán, La Jardinera, Los Marqueses de Atarés, Los Componedores de Batea, Las Bolleras y Villa San Cristóbal.

Viera avanzó que se presentará el disco «Congas», fonograma que recoge la sonoridad de las comparsas y conjuntos musicales protagonistas de estas fiestas.

Para el regreso, se han anunciado premios para los piquetes musicales ganadores del concurso «Carnavalero soy» y un carnaval dedicado a los niños que será el colofón de las actividades de la etapa veraniega el 30 de agosto.

Origen del Carnaval

El origen del carnaval de La Habana se sitúa en la época colonial, cuando los amos otorgaron a sus esclavos el «Día de Reyes» y les permitían reproducir los cantos y danzas de sus tierras nativas.

Según los registros históricos, los primeros carnavales se celebraron en febrero de 1895, pero con el tiempo, las fechas de la festividad cambiaron y ahora se programan en la época estival.