Ciudad Bolívar.- Conductores y viajeros se quejan constantemente de la oscuridad que reina en la entrada a Ciudad Bolívar, una vez que han pasado el Punto de Atención al Ciudadano de la Guardia Nacional en Marhuanta, la densa oscuridad impera y el peligro es latente, comentan quienes a diario van al municipio Caroní por razones laborales.

Enrique Gómez, conductor de la ruta Ciudad Bolívar-Puerto Ordaz-San Félix, explicó que desde que llega al cruce de la entrada a Ciudad Bolívar por la avenida Bolívar de la parroquia Marhuanta, “entre la maleza y la oscuridad, transitar es sumamente peligroso, además que se han robado los ojos de gato y es casi imposible determinar la entrada, de no ser porque tengo años viajando y sé ya por inercia cúal es el cruce, pero de verdad que es muy peligroso, el descuido de los organismos encargados de iluminar y limpiar la entrada de la ciudad capital no deja de asombrarme, que desidia”.

Asimismo algunos uniformados, mencionaron, «si se amerita urgente iluminar la avenida, es decir antes y después del punto de control militar, porque está muy oscuro y eso hace que los espacios sean más peligrosos», además mencionaron, sin identificarse, que la poca iluminación que hay, es la del PAC Marhuanta, porque el distribuidor y la avenida, antes y después del PAC, es oscuridad total.

Algunos vecinos que viven en la avenida comentaron que mantienen iluminado el frente de sus residencias, “porque la verdad es que al caer la noche, la oscuridad impera en el lugar y da terror cruzar la avenida, siempre hay sustos, ha habido muchos accidentes e incidentes debido a lo oscuro del tramo”.

Desde el punto de control de la GNB en Marhuanta, hasta un poco más allá de la pasarela, es una oscuridad total en la avenida Bolívar de la parroquia Marhuanta, imposible transitar en la noche a pie, solo se observan las luces de los vehículos y de las casas, un llamado a las autoridades gubernamentales para iluminar este tramo de la avenida, dicen sus habitantes.

Ivannia Moreno Palacios