Roberto Enríquez

Caracas.-Las llamadas Zonas Económicas Especiales (ZEE), creadas este mes por el Gobierno de Venezuela, serán de poca ayuda para la población del país y, en cambio, aumentarán los privilegios de personas cercanas al Ejecutivo, según el opositor Roberto Enríquez.

El dirigente antichavista rechazó la ley, aprobada en junio pasado.

Ley que dio pie para la creación, por parte del presidente, Nicolás Maduro, las primeras ZEE con las que prevé atraer la inversión extranjera y «equilibrar el desarrollo» en las regiones del país.

«Debería llamarse Ley de Enchufados Especiales. Servirá para beneficiar a un pequeño grupo de millonarios en detrimento de la mayoría de los venezolanos. Burbujas económicas sin impacto positivo para el país», indicó el político, citado en una nota de prensa.

Las ZEE son: Paraguana, en el estado Falcón; Puerto Cabello-Morón, en Carabobo; el estado La Guaira; la isla de Margarita, en Nueva Esparta, y la isla La Tortuga, ubicada en pleno Caribe, donde el Gobierno prevé desarrollar un proyecto turístico de gran envergadura.

«Hacer de la isla de La Tortuga una Zona Económica Especial es una grosería que solo llenará de privilegios a un grupo de millonarios criollos sin mayor impacto para el desarrollo turístico del país», consideró Enríquez.

Maduro, en cambio, ha dicho que en ese poblado insular se concretará «el proyecto turístico más grande e importante que hay, hoy por hoy, en el Caribe y en el mundo».

Estas zonas ofrecerán incentivos fiscales y aduaneros de los que se podrán beneficiar «las personas jurídicas, públicas, privadas, mixtas y comunales nacionales o extranjeras» que operen en ellas, indica la ley.