Washington.- El secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, viajará a Ecuador y Colombia del 19 al 21 de octubre, para discutir la cooperación contra el narcotráfico, la migración irregular y la seguridad regional, informó este viernes el Gobierno estadounidense.

Se trata del primer viaje del jefe de la diplomacia estadounidense a esos dos países desde que asumió el cargo, a comienzos de año.

La primera parada de Blinken será en Quito el martes 19, donde se reunirá con el presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, y el ministro de Asuntos Exteriores, Mauricio Montalvo, con quienes tratará sobre inversión y comercio, cambio climático y seguridad regional, indicó en un comunicado el Departamento de Estado.

El miércoles 20, el jefe de la diplomacia estadounidense ofrecerá un discurso sobre «los desafíos que encara la región» y participará en un encuentro con empresarios ecuatorianos para destacar las oportunidades de colaboración con pequeñas y medianas empresas, incluidas las mujeres emprendedoras.

El mismo día se desplazará a Bogotá, donde tiene previsto reunirse con el presidente Iván Duque y la ministra de Asuntos Exteriores, Marta Lucía Ramírez, para discutir «prioridades compartidas» como el respaldo «a los gobiernos democráticos fuertes», así como el apoyo a una paz «sostenible» y el combate al tráfico de narcóticos.

La visita de Blinken a Colombia se conoce pocos días después de que el diario Wall Street Journal informara que la embajada estadounidense en Colombia está investigando varios casos del llamado «síndrome de La Habana», como se conocen los extraños ataques contra diplomáticos estadounidenses en varios países del mundo.

Estados Unidos no ha confirmado por ahora oficialmente estos «ataques», cuyo origen desconoce, que son denominados como «síndrome de La Habana» y que provocan síntomas similares a los de lesiones cerebrales, con mareos, dolores de cabeza y falta de capacidad de concentración.

En la capital colombiana, el 21 de octubre, Blinken copresidirá una reunión ministerial para encarar la migración regional con «el objetivo de promover políticas migratorias humanas, seguras y ordenadas».

Por último, abrirá el Diálogo de Alto Nivel EEUU-Colombia, donde sostendrá una conversación sobre democracia y derechos humanos con líderes juveniles, y asistirá a un acto sobre la crisis climática.

 

EFE