Caracas.- La prolongada crisis en Venezuela no es ajena para quienes ejercen el periodismo en el país y, hoy día, no solo se enfrentan a la censura impuesta desde el Gobierno y a los ataques a los que están expuestos, sino que afrontan también limitaciones en el acceso a la información, bajos salarios y la desaparición de fuentes de empleo como amenazas contra los que deben luchar para seguir cumpliendo con su trabajo.

Una consulta hecha por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP), a través de sus delegados voluntarios en todos los estados del país, reveló que los principales obstáculos que enfrentan los periodistas en Venezuela son el escaso acceso a la información, la falta de fuentes de empleo por la desaparición de los medios y los bajos salarios.

En 66.67 % de los estados de Venezuela (16) el acceso a la información aparece como el principal problema que enfrentan los comunicadores sociales, al no contar con las fuentes primarias y oficiales y, además, tener las puertas cerradas en instituciones públicas que responden a órdenes del Estado.

«El hermetismo y discriminación de las fuentes oficiales. Los periodistas de Lara no tenemos acceso regular a estos voceros. Además, ante la falta de rendición de cuentas o divulgación de montos y actuaciones, no tenemos acceso a esta versión y puede generar ataques luego de la publicación», expresó una de las delegadas voluntarias del SNTP para detallar esta situación.

En segundo lugar, entre las dificultades que enfrentan los periodistas venezolanos, se encuentran los bajos salarios. En el 54.17 % de los estados (13) esta categoría se ocupa una de las primeras problemáticas de los trabajadores de la prensa que se enfrentan a jornadas laborales de más de 12 horas, guardias nocturnas y de fines de semana por salarios que oscilan entre el mínimo establecido por el Ejecutivo nacional (alrededor de 29 dólares) y los 200 dólares.

«Tenemos la gran necesidad de que nos remuneren de manera justa por el trabajo que realizamos a diario. Nuestra tarea es informar, nuestro objetivo es hacerlo de la manera más profesional posible; claro, legible y transparente», insistió al respecto un periodista consultado en el estado Amazonas.

A esto se suma la desaparición de fuentes de trabajo que se reflejó como una dificultad que afronta la prensa en 45.83 % de los estados de Venezuela (11) por el cierre de medios de comunicación, la disminución de sus nóminas por falta de recursos y la desaparición de plataformas informativas que son cerradas como resultado de medidas censoras del Estado.

«Entre los principales retos que enfrentamos los periodistas en Delta Amacuro está la falta de oportunidades laborales. Los pocos medios que se mantienen a flote no ofrecen un salario que cubra las necesidades del trabajador. Además de eso, la amenaza y amedrentamiento a trabajadores de la prensa es constante a través de emisoras locales durante los programas oficiales del ejecutivo regional», explicó la delegada voluntaria del SNTP en Delta Amacuro.

Censura y riesgos

Aunque las dificultades laborales ocupan los primeros lugares dentro de las necesidades por resolver para los periodistas hoy día en Venezuela, la censura y los riesgos que corren en el ejercicio de su profesión siguen siendo problemas sin resolver. Son amedrentados, amenazados, agredidos e incluso detenidos en medio de coberturas periodísticas.

En 11 de los estados de Venezuela la censura sigue siendo una importante traba para cumplir con la labor informativa. Los delegados voluntarios del SNTP refieren, además, que los ataques a los representantes de los medios vienen de todos los flancos y que tanto el Estado como la sociedad civil son agentes agresores que ponen en peligro a los comunicadores sociales. Además, los periodistas manifiestan su preocupación por la desprotección y la inseguridad en la que se sienten y que representa una dificultad primordial en 41,67% de los estados de Venezuela.

En este mismo porcentaje apareció la falta de conectividad por las fallas en los servicios de luz e internet. Son necesidades que los periodistas venezolanos destacan como importantes muros a derribar para mejorar sus condiciones de trabajo y, como consecuencia, propiciar que la información llegue a muchos más y de la mejor forma posible.

No obstante, pese a estas y a todas las dificultades particulares en cada región del país, los periodistas venezolanos no se detienen; siguen reportando y haciendo diarismo, demostrando así que el periodismo es la mejor herramienta de defensa a favor de la verdad, porque los periodistas son el revés de la mordaza y en medio de las adversidades colectivas seguirán siempre informando.

En este Día Nacional del Periodista, desde el SNTP celebramos a los que luchan contra la corriente, a los que informan pese a los obstáculos, a los que no se rinden y siguen enarbolando la bandera de informar bien y mejor por encima de todo.

Prensa SNTP