San Félix.-Dos sujetos estuvieron a punto de morir linchados por vecinos del sector Manoa, parroquia Dalla Costa.

El dúo hurtaba baterías a vehículos aparcados en las adyacencias de los edificios, los despojaron de la ropa y los golpearon.

Resultaron con graves lesiones, hematomas y heridas en distintas partes del cuerpo.

Al sitio llegó una comisión de la policía para encargarse de los malhechores.

Habitantes de la mencionada comunidad indicaron que son azotados constantemente cuyos delincuentes cargan con todo lo que encuentran a su paso.

Dicen que se hallaban al acecho de los ladrones, motivado al robo de baterías, cauchos y otros accesorios de los vehículos.

Solicitaron patrullajes constantes, igual, alumbrado público y desmalezamiento de las áreas verdes.

Bladimir Martínez Ladera

[email protected]