Madrid.- La abogada y activista de Derechos Humanos, Tamara Sujú, se negó este viernes a llegar a un acuerdo con el hijo del mandatario Nicolás Maduro, durante un acto de conciliación que se celebró después que Nicolás Maduro Guerra emprendiera acciones legales contra ella por un ‘tuit’ donde le acusaba de formar parte de una banda criminal, liderada por el presidente venezolano. 

La agencia de noticias Europa Press recogió declaraciones de Sujú a su salida de la sede judicial.

«No voy a conciliar con una tiranía, no tengo nada que conciliar con quienes han hecho que Venezuela sufra la peor crisis humanitaria que ha tenido el continente americano en toda su historia, con quienes han asesinado, detenido, torturado y violado a venezolanos, con quienes se aprovechan de las riquezas de Venezuela para enriquecerse, corromper y financiar partidos en el exterior», dijo. 

Nicolás Maduro Guerra pretendía que la opositora reconociera que ese mensaje había lesionado su honor, pero ante su negativa, ahora se abre el plazo de un año para que el hijo del dirigente venezolano decida si formaliza una demanda o una querella por injurias y calumnias. 

Haga clic aquí para leer el reporte completo en EP