Imagen que muestra el presunto buque petrolero noruego Front Altair en llamas, este jueves en el golfo de Omán (Omán). EFE

Moscú.- El Kremlin advirtió este domingo en contra de acusaciones “sin fundamento” sobre la autoría del reciente ataque a dos cargueros en el golfo de Omán, porque un incidente así tiene el potencial de desestabilizar las bases de la economía mundial.

“Este tipo de incidentes pueden realmente desestabilizar los fundamentos de la economía global, así que difícilmente podemos tomar en cuenta acusaciones sin fundamento”, recalcó el portavoz presidencial, Dmitri Peskov, al canal de televisión Rossiya 1.

En este sentido, pidió a todas las partes a mostrar contención y a esperar información “convincente” sobre quién estuvo detrás del ataque, atribuido por EE.UU. y Arabia Saudí a Irán.

“Reiteramos el llamamiento a analizar sobriamente la situación, a la espera de que salgan algunos datos convincentes”, dijo Peskov.

En vídeo

Irán ha negado toda implicación en los ataques a los barcos, uno propiedad de un armador noruego y otro japonés, que llevaban 44 personas a bordo y sufrieron impactos y explosiones cuando salían del estrecho de Ormuz, a unas 30 millas de la costa de Irán.

El presidente de EEUU, Donald Trump, ha citado como prueba el vídeo difundido el jueves por el Mando Central, en el que, según el portavoz de esa división militar, Bill Urban, puede apreciarse a una patrulla naval de la Guardia Revolucionaria Islámica acercándose al buque japonés después de las explosiones.

La patrulla “fue observada y grabada sacando una mina lapa sin explotar del Kokuka Courageous”, uno de los dos buques atacados, afirmó Urban, presuntamente para eliminar pruebas de su implicación en el suceso.