Foto: NIGER

Puerto Ordaz.-Más de 220 trabajadores de la Corporación Venezolana de Guayana, son atropellados, vejados y expuestos en una situación de peligro en sus puestos de trabajo.

Víctimas acudieron a la redacción de soynuevaprenadigital.com, denunciaron que no reúnen las condiciones mínimas para laboral las 24 horas que les corresponden montar servicio en sitios adjudicados.

Según, la corporación no los abastece de agua potable. Los puestos no tienen alumbrado eléctrico, baños colapsados, sin papel higiénico, reciben lonche de comida tarde y en mal estado; además, el pago no se ajusta a lo que deberían devengar cada trabajador.

Los perjudicados cumplen funciones de seguridad en edificio CVG, en San Félix, Seguros Guayana, antiguo edificio Maxis, Gosh – Villa Asía. Almacenes Los Pinos, Centro Comunal Guayana, Centro Infantil, Parque Cachamay, entre otros.

Además, de cumplir servicios en condiciones inhumanas, afirman que son perseguidos y acosados por sus patronos de la gerencia patrimonial de la Corporación Venezolana de Guayana.

Existe un representante del Ministerio del Trabajo, sin embargo, se hace de la vista gorda, “el funcionario se convirtió en cómplice del abuso y atropello a los trabajadores”, acotó uno de los afectados.

Dicen que no saben cuánto cobran; tampoco como la corporación desglosa el salario- La empresa dejó de entregar listín de pago para evitar quejas y reclamos.

Otro empleado, asegura que la Corporación Venezolana de Guayana desapareció la fórmula de cálculo.

Ellos, aseguran que se encuentran desprotegidos; aunado a que “la dirigencia sindical se convirtió en patronal, solo acuden a retirar la bolsa de comida, después no se les consigue en ningún lado dela CVG”, acotaron los declarantes.

Bladimir Martínez Ladera

[email protected]