Fotografía: Wuilmer Barrero

Ciudad Guayana.-“Desesperante, grave y en declive”, así describieron los usuarios la situación en la que se encuentra el sector de transporte desde hace tiempo en Ciudad Guayana y que día a día ha empeorado debido a la crisis de combustible que vive el país desde hace varios años.

La decadencia de este servicio público se ha venido a menos desde el año 2015 cuando la inflación inició a comerse los sueldos de los ciudadanos y los propietarios de las unidades no pudieron mantener los vehículos para seguir prestando el servicio.

Pedro Andrade, usuario del transporte público dijo que «Por la escasez de combustible, no hay autobuses y los pocos que dan el servicio no cumplen la ruta y quieren cobrar el pase como les da la gana».

Una de las principales denuncias de las personas que usan el transporte público es el desmedido aumento del pasaje casi diario.

Katiuska Estrada, una señora de servicio de limpieza, que todos los días usa el medio para llegar a su lugar de trabajo comentó que: «El día lunes pagué un millón de bolívares para llegar mi trabajo, ayer cancelé ochocientos mil bolívares, hoy no se cuánto pagaré».

«A veces me toca pedir cola o algún buen samaritano me paga el pasaje porque no tengo para hacerlo», cerró Estrada.

Otra de los afectados, es una enfermera dijo «soy una trabajadora del sector salud, es fundamental cumplir el horario por las guardias de atención a los pacientes, aunque el sueldo no es grande. Tenemos un compromiso con los ciudadanos ante la situación global que vivimos».

«El transporte debe mejorar en todo, recalcando la responsabilidad de cumplir su trabajo y el respeto hacia los usuarios y hago un llamado a los ente gubernamentales para que den solución a la problemática de la escasez de unidades que de verdad hacen mucha falta en la ciudad», añadió la trabajadora de la salud.

Sectores más afectados por la falta de unidades

Uno de los sectores más afectados son las rutas de Castillito, El Trébol, Villa Brasil y Villa Colombia, a primeras horas de la mañana, las paradas se encuentran llenas de gente esperando autobuses y estos «brillan por su ausencia», dijo uno de los afectados.

Las cooperativas encargadas de coordinar la llegada de los buses a las paradas «desconocen» la situación de las unidades, alegando que ellos no pueden obligar a los transportistas a cumplir las rutas.

Uno de los encargado apodado «Care’ Crimen» dijo que «ellos (los transportistas) trabajan como se les haga más rápido con rutas más corta, para ahorrar gasolina y lamentablemente nosotros no podemos hacer nada».

Falta de transporte en la ciudad

En el terminal de pasajeros de Puerto Ordaz, se encuentran una gran cantidad de unidades de transporte fuera de servicios, que sí los entender gubernamentales reparan podrían solventar esta situación que ha vuelvo muy crítica para el ciudadano común.

Los trabajadores de los distintos comercios de la ciudad se quejan a diario por la dicha falta que hacen que las no todas las rutas se cumplan.

«El transporte en Guayana ha sido difícil los últimos años, pero ahora se ha vuelto peor», expresó un trabajador de un comercio ubicado en Castillito.

Reiteremos el llamado a los entes encargados del sector de transporte para mejorar el servicio, pues el 80% de la población guayanesa utiliza el medio para trasladarse a sus trabajos y diferentes sitios de la ciudad para realizar diligencias, además de establecer y supervisar el costo del pasaje y cumplimiento de las rutas.