FOTO: ARCHIVO

 

Sarays Diaz

Ciudad Guayana.- En el sector de Minifincas, Puerto Ordaz, el servicio de transporte se ha convertido en una odisea, habitantes aseguran que cada día se hace más difícil dirigirse a otras partes de la ciudad.

“Este problema se ha agudizado en los últimos meses», aseguró un residente de la urbanización e igualmente explicó que Minifincas cuenta con dos salidas, una hacia Toro Muerto y otra hacia la avenida Guarapiche, Unare.

“Actualmente la ruta de Minifincas que pasa por Toro Muerto y va hasta Alta Vista solo tiene un (1) autobús en funcionamiento”.

Por otra parte, la ruta que recorre la avenida Guarapiche hasta la avenida Paseo Caroní cuenta aproximadamente con 8 vehículos. Sin embargo, las respectivas paradas se vuelve un desorden debido a la cantidad de personas esperando poder trasladarse a sus destinos.

“A las 6 de la mañana, a las 12 del mediodía y a las 6 de la noche, son las horas más complicadas para abordar un transporte público”, acotó Josué Rodríguez.

Asimismo, detalló que además la mayoría de los autobuses disponibles trabajan hasta las 6 p.m. y eso dificulta mucho más la situación.

«Al final las personas terminamos caminando hacía nuestras casas porque pagar un taxi es imposible”. 

Aumento desconsiderado

El frecuente aumento del pasaje también es un factor que influye en la problemática del transporte público. Los usuarios aseveran que «la ruta de Minifincas es demasiado corta como para cobrar tanto dinero”.

«Aparte que han aumentado a 200 bolívares en lo que va de año, también se niegan a recibir billetes con menor denominación a 100». Enfatizó Mariana Ruiz. 

Los vecinos del sector Minifincas hacen un llamado a los transportistas para que acepten todos los billetes sin importarla su denominación. «Si nosotros aceptamos el aumento de pasaje por lo menos que ellos acepten los billetes que siguen vigente y los da el banco».