Troncal 10

El Callao .- Gran preocupación se ha generado entre los conductores quienes a diario se trasladan a lo largo de la carretera troncal 10, luego de que se reportaran una serie de atracos en el tramo Upata – Guasipati y el más reciente robo de un cargamento de oro que traslada personal de la Corporación Venezolana de Minería desde Tumeremo.

“Es un riesgo manejar después de las 6 de la tarde, eso está feo”, expresó un conductor de carros por puesto quien pidió no ser identificado. Esta y reacciones similares son las que se pueden escuchar al ser consultados sobre el tema de inseguridad que se vive en la importante arteria vial, donde paradójicamente existen más de 8 puntos de control desde Upata hasta Tumeremo.

Por otro lado, algunos usuarios también reconocen que hay “intentos” por controlar la situación. “Se han visto algunos movimientos de los cuerpos de seguridad, esta es una vía muy importante que debe ser vigilada y al parecer ahora es que se están dando cuenta”, destaco uno de los usuarios quien también pidió el anonimato.

Al tema de la inseguridad también se le suma el pésimo estado de la vialidad, donde la cantidad de huecos hace que manejar sea una verdadera “proeza”.

Cabe resaltar que otro punto de discordia es el exceso uso de luces de xenón, HID, LED y antineblina, donde muchos conductores instalan un número excesivo de las mismas, generando molestia y ceguera temporal en los demás conductores sin que hasta el momento exista un verdadero control al respecto.

 

Soy Nueva Prensa Digital Sur