Brusela.- La Unión Europea (UE) y el Reino Unido tienen la intención de negociar un acuerdo de libre comercio para regular su relación una vez se produzca el “brexit”, rebajando así la ambición de la anterior declaración política sobre la futura relación acordada entre Bruselas y el anterior Gobierno británico que lideraba Theresa May.

El negociador europeo para el “brexit”, Michel Barnier, explicó este jueves que el primer ministro británico, Boris Johnson, ha hecho una “elección clara” respecto a su voluntad sobre la futura relación económica entre la UE y el Reino Unido: “la relación de un acuerdo de libre comercio”.

“Cualquier otra opción, como la de un territorio aduanero común, se ha descartado”, afirmó Barnier.

Este futuro acuerdo comercial se basará en “fuertes garantías” de que la cercanía entre las regulaciones de ambos territorios permita un tratado comercial “sin aranceles ni cuotas”, aunque Barnier aclaró que la ambición de ese acuerdo “será proporcional al nivel y calidad de las normas económicas de base” que operen entre ambos territorios.

En cualquier caso, este documento es únicamente una declaración de intenciones y no es vinculante, por lo que el nivel de ambición podría cambiar según se produzcan las negociaciones de la futura relación en los próximos meses.

La anterior declaración, acordada hace ahora once meses, recogía la intención de desarrollar “una asociación ambiciosa, amplia, profunda y flexible” en áreas como la cooperación económica y comercial, un nivel de cercanía entre ambas partes que no desea el nuevo Gobierno británico.

El texto acordado hoy establece “los parámetros de una asociación amplia, ambiciosa, profunda y flexible, con un acuerdo de libre comercio completo y equilibrado en su núcleo”, aunque al no ser vinculante también recoge que la cooperación puede ampliarse más allá de sus provisiones si los negociadores lo ven necesario.

EFE