"El hombre de la motosierra" pasó por toda la avenida cortando los árboles. Foto: Níger

Puerto Ordaz.-Vecinos y comerciantes repudiaron la tala discriminada de árboles que ejecutaron trabajadores de la Gobernación en la avenida Guarapiche de Unare I, a pesar que intentaron evitar que cortaran algunas matas cargadas de mango, no lograron que Jean Acosta, secretario de servicios generales del Ejecutivo Regional, entrara en razón.

La devastación se puede ver de un extremo a otro, en la isla de la doble vía, lugareños dicen que están de acuerdo con la poda de los árboles, más no con echarlos al suelo.

Saben que es trabajo de la gobernación mantener las áreas verdes, limpiar la ciudad, pero mutilar las matas, al igual que los árboles frutales es un crimen ecológico.

Un lavador de carro declaró que “el hombre de la motosierra” destrozó uno de los árboles cercanos a su casa, “no lo cortó porque me enfrenté. La mata tiene más de 20 años, en vez de desforestar, deberían de asfaltar la avenida, colocar el alumbrado en la calle que tiene muchos años sin luz nocturna”.

Aprobado por 15 consejos comunales

Norveyis Rivas de la Unidad de Batalla Chávez, aclaró que la decisión de cortar algunos árboles de la avenida Guarapiche,  se debió a una consulta con los 15 consejos comunales de Unare.

“Se están derribando aquellos que con sus raíces comenzaron a levantar las aceras y brocales, también crear fisuras en los edificios. Antes de tirarlos al suelo, se hizo una inspección técnica para no incurrir en una falta y malestar en la comunidad”.

Según, es parte de la recuperación de la avenida Guarapiche, que incluye el asfaltado, alumbrado, mantenimiento del alcantarillado y la distribución de gas metano por tuberías”.

Cuenta que todos los escombros y basura se están recogiendo y votando en volquetas de la gobernación.

Aguas negras

 

Inés González, viandantes exhortó a representantes de los consejos comunales, alcalde Tito Oviedo y gobernador del estado Bolívar, Justo Noguera, que se preocupen por asfaltar la avenida, igual, solucionar las cloacas tapadas y los botes de aguas blanca.

Pidió que repongan el semáforo que se cayó en dicha calle, a pocos metros de la iglesia católica Santísima Trinidad. Uno de los postes quedó tirado en la isla y representa un peligro para los transeúntes.

Bladimir Martínez Ladera

[email protected]