Ciudad Guayana.- El ex gobernador del estado Bolívar, Andrés Velásquez, y el biólogo Luis Guzmán Balbás, disertaron sobre los temas transversales para el desarrollo y la recuperación de lo que se consideró como la alternativa no petrolera de Venezuela: Ciudad Guayana.

El conversatorio se realizó en el colegio de ingenieros de Puerto Ordaz este viernes 5 de agosto.

Para Andrés Velásquez el principal problema y, por ende, causante del empobrecimiento de lo que fue una de las regiones más pujantes del país es la centralización que vive la región desde que el Gobierno de Hugo Chávez se acomodó en Miraflores.

«El cambio político tiene que tener como premisa inmediata, desde el punto de vista democrático, la descentralización. Porque yo como ex gobernador de este estado puedo dar fe de que gobernación e instituciones como la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) pueden trabajar de la mano para lograr proyectos comunes a la población», añadió.

Asimismo, el líder del partido La Causa Radical puntualizó que uno de los elementos fundamentales para lograr un cambio, es rescatar instituciones como la CVG.

-¿Por qué es importante, en el caso puntual del estado Bolívar, llegue rápidamente la descentralización?

-Aquí esto siempre estuvo dependiendo de la Corporación Venezolana de Guayana con todo lo que eran los servicios públicos. En la medida en la que se da inicio a la elección directa de gobernadores y se da el plan de descentralización en Venezuela, había gobernadores que estaban comprometidos con el proyecto y esos servicios públicos comenzaron a mejorar.

-En el caso concreto de Guayana, la CVG y la gobernación comenzaron a trabajar de manera conjunta y toda la situación en el estado mejoró de manera importante.

-Hoy la CVG no es ni la sombra de lo que era antes, por lo tanto, es importante pensar en un proyecto nuevo para el desarrollo de Guayana, donde podamos hablar de urbanismo, de ciudadanos, de servicios públicos de calidad, de empresas básicas exitosas. Para todo eso hay que hablar de descentralización.

Bolívar: un escenario postguerra

Para el biólogo y CEO de la organización Lazos Guayana –y además secretario organizacional de la CVG antes de la llegada del gobierno de Chávez-, Luis Guzmán Balbás, comparó la situación ecológica del estado bolívar con un escenario que acaba de salir de un conflicto bélico. 

También asomó que el colapso de los servicios básicos en la ciudad era culpa de la pérdida de facultades que tienen ciertas instituciones.

«Guayana está sufriendo un fuerte impacto económico, ambiental, sociocultural e institucional negativo. Esto es una causa y también una consecuencia que el régimen nos está haciendo vivir es que todas las instituciones están invisibilizadas; llámense alcaldía, gobernación y particularmente la CVG. Todo eso ha traído un colapso de los servicios básicos», expresó.

Guzmán manifestó que lo principal era construir un modelo que respetara una minería organizada, racional y responsable; pues a su juicio, en el estado existe un extractivismo salvaje.

-¿Qué hay que hacer para salir de ese extractivismo salvaje y entrar en esa minería organizada?

– Hay que hacer un cambio de un modelo sociopolítico del país, porque en realidad todo lo que está sucediendo es con el aval de ese régimen.

-Lo que hay que hacer es rescatar, primero que todo, la institucionalidad minero ambiental. Debemos contar con instituciones que tengan recursos humanos, recursos financieros para la adquisición de recursos técnicos.

-Hay que diseñar un plan de desarrollo minero adaptado a las nuevas condiciones mundiales, nacionales y por supuesto locales. Ese plan de desarrollo implica contar con una nueva ley.

-A partir de allí hay que hacer una serie de elementos que tienen que ver con el respeto de la legislación ambiental existente, como por ejemplo: que no se haga minería en Amazonas ni en las áreas del nuevo régimen de administración especial de Guayana, como el Parque Nacional Canaima.

-Son muchísimas cosas, pero es que se está haciendo minería en todas partes y eso no es el deber. Solo se puede hacer minería en sitios en donde se demuestre un potencial minero que garantice una rentabilidad económica y que garantice el respeto del medio ambiente.