Londres, Inglaterra. Volvió James Rodríguez, una vez superados los problemas físicos, pero no pudo evitar la derrota del Everton a manos del Southampton (2-0).

Aun con James en el campo, los Saints hicieron una primera parte fantástica en la que sentenciaron el encuentro con dos goles.

James Ward-Prowse fusiló a Jordan Pickford con una gran volea tras una pared con Danny Ings, mientras que el segundo corrió a cargo de Che Adams.

El delantero volvió a ser asistido por Ings y definió tras un error de la defensa del Everton, que no acertó a despejar el centro de Ings.

La pelota le cayó muerta a Adams, que se la acomodó y batió a Pickford.

El Southampton llegó a hacer el tercero antes del descanso, pero fue anulado por fuera de juego.

Ya en la segunda mitad, Lucas Digne fue expulsado por una fea entrada por detrás, dejando al Everton con diez a 20 minutos del final y terminando por dilapidar sus opciones.

Es la primera derrota del Everton en esta Premier League, aunque siguen liderando la tabla con trece puntos, los mismos que el Liverpool, que venció este sábado al Sheffield United.

El Southampton, pese al irregular arranque, se coloca quinto, con diez unidades.

United y el Chelsea se atascacon en el debut de Cavani

El Manchester United y el Chelsea se atascaron en Old Trafford (0-0), escenario que contempló el debut como ‘red’ del uruguayo Edinson Cavani, que disputó la última media hora del choque de la sexta jornada de la Premier.

La entrada al terreno de juego del delantero sudamericano, que ha militado en el París Saint Germain en las últimas siete temporadas y que reforzó al equipo de Ole Gunnar Solskjaer en el pasado mercado, no terminó por solucionar la inoperancia en ataque de los locales, que caen en la clasificación que lidera el Everton.

Cavani, de 33 años, saltó al campo en el minuto 58 en el lugar de Daniel James, al mismo tiempo que el francés Paul Pogba ocupaba el puesto del español Juan Mata.

Fue la primera decisión que tomó Soljskaer ante la falta de gol en un duelo espeso, sin grandes ocasiones y con dos equipos más pendientes de no perder que de sumar los tres puntos.

El United no rentabilizó su dominio. Marcus Rashford fue la principal amenaza para el meta Edouard Mendy, el que ha arrebatado el puesto al español Kepa Arrizabalaga, condenado por sus errores y fuera de la convocatoria por una lesión en un hombro.

El Chelsea, que empató el pasado martes contra el Sevilla, tampoco puso en cuestión la firmeza de David De Gea. No encontró argumentos al desembolso por los alemanes Timo Werner y Kai Havertz, que formaron el ataque visitante junto al estadounidense Christian Pulisic. Los tres fueron sustituidos en el tramo final. No fue una solución para el equipo de Frank Lampard, que acumula dos encuentros seguidos sin acierto.

El empate es insuficiente para las aspiraciones de ambos. El Chelsea se distancia cada vez más de un liderato que pretende y el Manchester United forma parte de la zona baja de la clasificación, distante de la zona europea de la Premier.

Vardy amargó al Arsenal

El Leicester se aprovechó de la falta de puntería del Arsenal y asaltó el Emirates Stadium (0-1) con un tanto de Jamie Vardy en el debut de Thomas Partey con los ‘Gunners’.

Los de Mikel Arteta suman su segunda derrota consecutiva en la Premier League después de caer la semana pasada ante el Manchester City.

El tanto de Vardy sirvió para derrotar a un Arsenal que dominó el encuentro, pero que fue incapaz de perforar la puerta de Kasper Schmeichel.

Cuando lo consiguió, en los primeros minutos, se lo anularon. Un remate de cabeza de Alexandre Lacazette terminó en la red, pero el linier lo anuló por fuera de juego posicional de dos jugadores del Arsenal.

Además de Partey, también jugó el español Dani Ceballos en el centro del campo.

Los Gunners desperdiciaron ocasiones en las botas de Bukayo Saka, Héctor Bellerín y el propio Lacazette y encima perdieron a David Luiz por lesión a los 50 minutos.

Vardy salió con media hora por delante y prácticamente en el primer balón que tocó lo convirtió en gol.

Con tres toques el Leicester desarmó la defensa del Arsenal. Balón en largo a la espalda Xhaka, el suizo se la tragó, Cengiz Under la puso de primeras y Vardy, en paralelo, la empujó con la cabeza sin que Bernd Leno pudiera hacer nada.

Con estas dos derrotas seguidas el Arsenal sufre un duro golpe en la tabla y se queda décimo, con nueve puntos.

El Leicester sube hasta la cuarta posición, con doce unidades, las mismas que el Aston Villa, tercero, y uno menos que los líderes Everton y Liverpool.

Raúl Jiménez marcó en el empate del Wolverhampton

Raúl Jiménez, con un golazo de volea desde la frontal del área, no pudo dar el triunfo al Wolverhampton Wanderers, que fue sorprendido por un lanzamiento de falta de Jacob Murphy al final del encuentro (1-1).

El mexicano hizo su cuarto gol en esta Premier League a falta de diez minutos para el pitido final.

A la salida de un córner, Jiménez recibió la pelota en la frontal y firmó un magistral disparo que no pudo despejar Karl Darlow.

Sin embargo, pese a que se las prometían muy felices los Lobos, Murphy sorprendió con un lanzamiento de falta que no pudo atajar Rui Patricio.

El inglés lanzó un disparo en la frontal que rodeó la barrera y se coló por el palo junto a Rui Patricio, que rozó la pelota y que pudo haber hecho mucho más para evitar el tanto.

Las Urracas evitaron el triunfo de un Wolverhampton que se hubiera metido en puestos de Liga de Campeones y ya suman ocho unidades en la tabla de la Premier League.

El Wolves se queda séptimo, fuera de Europa, con diez unidades, las mismas que el Leeds United, el Southampton y el Crystal Palace.

Firmino y Diogo Jota alivian al Liverpool

Sin la determinación ni la autoridad de antaño el Liverpool salió airoso de la visita a Anfield del Sheffield (2-1) gracias a una remontada propiciada por el brasileño Roberto Firmino y el portugués Diogo Jota que postulan al conjunto de Jurgen Klopp hacia la cima de la Premier.

Nada es fácil ahora para el campeón, que saca con más sufrimiento del previsto sus compromisos. Se impuso por la mínima al equipo de Chris Wilder, penúltimo en la tabla y que no ha ganado partido alguno de los seis que ha disputado.

El Liverpool se reencontró con el triunfo después de la goleada encajada ante el Aston Villa y el empate con el Everton.

La situación se complicó para los reds antes del cuarto de hora inicial cuando una falta al borde del área de Fabinho sobre Oliver McBurnie fue detectada por el VAR como penalti. El noruego Sander Berge no falló y adelantó a los visitantes.

A pesar del acoso y el permanente dominio el Liverpool no empató hasta poco antes del descanso. Un cabezazo de Sadio Mané fue repelido por el meta Aaron Ramsdale. Firmino recogió el rechace y llevó la pelota a la red.

El triunfo local llegó pasada la hora de partido. De nuevo intervino Mané, que desde la izquierda envió un centro medido al área que culminó el portugués Diogo Jota de cabeza.

El triunfo sosiega al Liverpool que da caza a su vecino en la cima de la clasificación a expensas del duelo del Everton, que el domingo visita al Southampton.

EFE noticias