William Contreras

William ContrerasCaracas.-Muchas figuras se dieron cita en el decimonoveno Festival del Jonrón Pepsi. También el campeón de la edición anterior, William Contreras. A pesar de los poderosos rivales que enfrentó, siempre estuvo confiado desde el inicio y logró revalidar su título como rey del jonrón, alcanzado en enero en Miami.

“Súper contento, logré la meta frente a mi familia. En esta ocasión no está mi hermano (Wilson Contreras), pero está mi mamá y mi papá”, comentó el grandeliga criollo.

Los pronósticos daban como favorito al jonronero Balbino Fuenmayor, para llevarse el trofeo, no obstante, Contreras estaba confiado en lograr su cometido.

“Nunca me rendí, sé que había bastantes competidores buenos, pero siempre confié en mí”, agregó.

Contreras se convirtió en el cuarto slugger que gana al menos en dos ocasiones el Festival, uniéndose a Eliézer Alfonzo, Miguel Cabrera y Carlos González. Sin embargo, es apenas el segundo en conseguirlo de forma consecutiva, emulando la actuación de CarGo en los años 2015 y 2016.

Desde el inicio de la contienda, William Contreras, el campeón de la Serie Mundial con los Bravos de Atlanta, superó con comodidad a sus contrincantes. En primera ronda dejó en el camino a Jesús Guzmán, 6-5.

En la ronda semifinal todos contra todos, conectó ocho estacazos para eliminar a Eduardo Escobar (que avanzó quebrar la resistencia de Gorkys Hernández 3 a 2), Elías Díaz (que ganó por 7-6 a Alexander Palma) y José Celestino López (que derrotó a Ildemaro Vargas 6-5).

Balbino Fuenmayor lo esperó en la final, luego de que el poderoso bateador de los Caribes de Anzoátegui conectara 12 vuelacercas en esa ronda y dejara sin opciones a Asdrúbal Cabrera 6-5, en la primera vuelta.

En el enfrentamiento decisivo, Contreras buscaba superar los seis cuadrangulares que conectó Fuenmayor en su turno. A pesar de que llegó a igualar la marca con comodidad, hacía el minuto final se le hizo complicado dar el batazo decisivo, pero finalmente lo consiguió para acreditarse el triunfo en el evento.

El batazo más largo de la contienda, lo conectó Fuenmayor hacia el jardín central del parque de la UCV.

Prensa LVBP