Trabajadores de la CVG reclaman cajas del Clap. Foto: Wilmer Barrero
Sarays Diaz

Ciudad Guayana.- Damaris Blanco, trabajadora de la CVG en Ciudad Bolívar, informó que desde el pasado sábado 9 de marzo la sede administrativa CVG, ubicada en Alta Vista – calle Cuchivero, comenzó a entregar cajas Clap a trabajadores de las distintas empresas de la corporación.

No obstante, las compañías en las zonas foráneas como lo son; Tucupita, Caicara, El Callao, Guasipati, San Francisco La Paragua, Upata, Soledad, Piacoa, Castillo de Guayana, La Quina y El Palmar, se les han negado el beneficio.

“Hemos venido en varias ocasiones y nos han mandado de vuelta a nuestras casas porque no quieren dar las cajas, nos piden que volvamos el siguiente día o continuemos esperando unos días más. Así nos han tenido” explicó Blanco.

Además, la diligente aseguró que existe una negligencia administrativa y gerencial ya que nadie se ha hecho responsable de la entrega de las cajas. “Como última excusa nos dijeron que no tienen autorización para la entrega del Clap, pero tampoco nos dicen quién debe dar la orden y ni siquiera el Sindicato de la CVG se ha hecho presente”

“Nos hacen venir desde lejos hasta Puerto Ordaz porque es obligatorio entregar el beneficio personalmente, ellos juegan con nuestro tiempo y nuestra salud, muchos de nosotros no podemos mantenernos viajando cada día para que al final no nos den la comida que necesitamos en la casa” acotó afectado de Guasipati.

Siendo las cosas así, los trabajadores también se han quejado del maltrato verbal con que son tratados por algunas personas de la administración.

“Pedimos los números de teléfonos de los medios de comunicación para exponer nuestra situación y nos dieron números falsos” aclaró Blanco. “Como si fuera poco, nos descontaron el porcentaje de las cajas aunque no se no han dado y allí dentro de la sede las tienen acumuladas, no pueden decirnos que ya no hay ni que se han perdido” enfatizó.

Los activos de las zonas foráneas han amenazado de tomar las puertas de la corporación administrativa e impedir la entrada o salida del personal si no se les ofrece el beneficio obligatorio dado por el Gobierno.

“Nos pidieron volver el lunes o martes 19 pero igual nos dijeron que no es seguro que en esos días vayan a hacer la entrega. Tomaremos las acciones necesarias para que nos cumplan nuestros derechos a pesar (de) que luego se nos amenace o nos den una amonestación. ¡No tenemos miedo!” concluyó la activa de Ciudad Bolívar.