Luego de la controversia generada por sus post en redes sociales entre los años 2008-2012 que generaron su despido, Disney ha decidido darle otro chance.
Luego de la controversia generada por sus post en redes sociales entre los años 2008-2012 que generaron su despido, Disney ha decidido darle otro chance.

Los fans de Guardianes de la Galaxia pueden respirar de nuevo. La tercera película de la saga perteneciente al Universo Cinematográfico de Marvel, pausada el mes de octubre, continuará bajo el mando del director original. 

Con un post en redes sociales, Gunn agradeció a sus seguidores y a cada persona que lo apoyó durante estos meses. Aseguró también que «siempre estoy aprendiendo y seguiré trabajando para ser el mejor ser humano que puedo llegar a ser».

Previamente se había establecido que Guardianes de la Galaxia 3, aunque tuviera un director diferente, seguiría con el guión original de Gunn.

Las estrellas del film después de conocer el despido del director, pidieron a Disney la reconsideración de su decisión al firmar una carta abierta. Chris Pratt (Peter Quill/Star-Lord), Zoe Saldana (Gamora) y David Bautista (Drax) han sido acompañados también por los fanáticos, quienes iniciaron una petición online a favor de James Gunn.

Durante el tiempo que se mantuvo alejado de la secuela, el director había firmado para una nueva película de Escuadrón Suicida, perteneciente a DC Comics. Ante el conflicto generado sobre la prioridad en cuanto a cuál debería salir primero, representantes confirmaron que Gunn seguiría adelante con la película de DC, y al terminar, continuaría con Marvel.

James Gunn , el director detrás del éxito de Guardianes de la Galaxia.
James Gunn , el director detrás del éxito de Guardianes de la Galaxia.

La primera película de la saga que se estrenó en 2014 y recaudó más de 700 millones de dólares a nivel mundial, se caracterizó por su exquisito soundtrack y el humor a pesar de las situaciones serias que se iban develando con el desarrollar de la película.

Guardianes de la Galaxia 3 estaba originalmente pautada para 2020, con la reincorporación de James Gunn se espera un retraso de varios meses en el estreno, pero promete mantener la calidad audiovisual que atrajo miradas desde el principio.