Ciudad Guayana.- La Asociación Nacional de Institutos Educativos Privados (Andiep Caroní) expuso este jueves, en una reunión ordinaria de Fedecámaras Bolívar, los principales retos que enfrentó el sector educativo desde la llegada de la pandemia y el retorno a la presencialidad con los altos costos operativos que esto significa.

La expresidenta de Andiep Caroní, Nancy Gómez, afirmó que la educación nunca ha sido gratuita y mantenerla es, por el contrario, «altamente costosa».

«No tengan esa falsa creencia que la educación es gratuita. Es una mentira. La educación es muy costosa. Lo que pasa es que el Estado tiene que garantizar el proceso educativo y asumir los gastos. Los sueldos y la manutención de la sede física en las instituciones públicas», explicó.

El rector del Colegio Loyola Gumilla, sj Arturo Peraza, también aseveró que la dificultades para mantener los espacios físicos de las instituciones educativas privadas son una constante. «La sostenibilidad de las estructuras educativas en Venezuela es una preocupación constante. La lista de morosos o los altos costos de la manutención es una vivencia que tengo este año como rector del Colegio Loyola Gumilla», agregó el también Vicerrector de la Universidad Católica Andrés Bello Extensión Guayana. 

Asimismo, Jhon Lara, el actual presidente de Andiep Caroní, explicó que la estructura de costo que hacen las instituciones educativas se basa en un año que ya pasó. «La facturación de los costos operacionales son las que tuvimos en un año que ya pasó. Tenemos la particularidad de que en Venezuela la economía es muy cambiante», denunció Lara, afirmando así que la burocracia que tiene el engranaje legal de las instituciones educativas privadas «vuelve engorroso los procedimientos».

Sobre esto, Peraza explicó hay una «desinversión» en el campo educativo. «El hecho de que se trate de controlar los ingresos y gastos en los centros educativos, lo único que logra es que esos centros educativos retrasen procesos de inversión que son sumamente necesarios», aseveró.

Sin personal y bajos sueldos

El último ajuste salarial de los docentes que dio a conocer el Ministerio de Educación, posicionó a un maestro de sexto nivel entre los 329 Bolívares, según sus horas trabajadas. En Venezuela la canasta alimentaria sobrepasó los 350 dólares, según el Observatorio Venezolano de Finanzas.

Arturo Peraza rechazó el sueldo que reciben los maestros del sector público. «Lo que están cobrando los docentes en la educación pública es vulgar en términos de maltrato. Para mí los maestros de las instituciones públicas son héroes, pero la idea no es tener héroes muertos de hambre. Los jóvenes no están estudiando Educación porque saben que los maestros se están muriendo de hambre», sentenció.

La expresidenta de la Asociación Nacional de Institutos Educativos Privados de Caroní subrayó la necesidad de construir procesos educativos de calidad, a partir de «sueldos decentes». «Los sueldos y salarios de los docentes tienen que ser bien remunerados. Hoy su trabajo no es remunerado y su sueldo es de miseria», denunció Nancy Gómez.

Además del tema salarial, Nancy Gómez expuso la necesidad de tener un personal capacitado y con constante preparación. «La educación es la base fundamental de la sociedad, pero para tener un proceso óptimo, se debe contar con el personal capacitado. Y no solo con su título universitario y ya, también es necesario que exista una continua y constante preparación. Nos debemos encargar de eso», concluyó.

Brayan Silva