Londres, Inglaterra.  Andy Murray, que perdió su anillo de bodas atado a una de sus zapatillas de entrenamiento, anunció que ha recuperado los dos objetos, lo que le ha librado de «problemas en casa».

El tenista escocés, que disputa el Masters 1.000 de Indian Wells, se dejó las zapatillas debajo del coche de uno de sus entrenadores, con el anillo atado a un cordón, como normalmente hace cuando juega al tenis.

Sin embargo, se olvidó de recogerlas y cuando volvió a por ellas a la mañana siguiente ya no estaban. Murray pidió ayuda a través de las redes sociales para recuperar la sortija porque, si no, se metería en «problemas en casa» con su mujer, Kim Sears, y este viernes consiguió su objetivo.

«Huelen igual de mal que cuando las dejé», bromeó Murray al mostrar en un vídeo la zapatilla recuperada junto al anillo de bodas. El tenista dio las gracias a todos los que le han ayudado a recuperarlo, así como al hotel donde se hospeda, que utilizó las cámaras de seguridad para descubrir qué ocurrió con el anillo.

EFE noticias