Buenos Aires.- Argentina volverá a las urnas este domingo para elegir en unas primarias abiertas a los candidatos que competirán en los comicios legislativos de noviembre próximo, un proceso electoral marcado por la pandemia de la covid-19.

Unos 34,3 millones de argentinos están convocados para definir con su voto las listas de candidatos que quedarán habilitadas para competir en los comicios del 14 de noviembre, en los que se renovarán 127 de los 257 escaños de la Cámara de Diputados y 24 de las 72 bancas del Senado.

Este sábado se realiza el operativo de distribución de los materiales para el acto electoral, como las papeletas y las 101.457 urnas, a los 17.092 centros de votación que estarán habilitados en todo el país para unos comicios que serán custodiados por unos 95.000 efectivos de las Fuerzas Armadas y de seguridad.

Estas elecciones primarias, obligatorias tanto para los partidos políticos como para los electores de 18 a 69 años, serán las primeras que afronte el presidente Alberto Fernández desde su llegada al Ejecutivo, a finales de 2019.

Los comicios tendrán la particularidad de celebrarse en el contexto de una pandemia que ha golpeado fuertemente a Argentina, con cerca de 113.000 muertos por covid-19, algo más de 5,2 millones de contagiados y una profundización de la crisis económica.