Fotos: Wuilmer Barrero

Ciudad Guayana. –Se evidencia notablemente la presencia en las calles de unidades compactadoras realizando los trabajos de limpieza por parte de la empresa privada Fomento de Servicios Públicos Compañía Anónima (Fospuca C.A) y la empresa Sistema Urbano de Procesamiento y Recolección de Aseo de Guayana (Supraguayana).

Junior Hernández conductor de una de las compactadoras por parte de Supraguayana declaró al equipo de Soy Nueva Prensa Digital que “ahora con la activación de más unidades, esperamos aplacar los regueros de basura en la ciudad y erradicar los cambalachitos”.

Fotos: Wuilmer Barrero

Hernández agregó que tratar con algo tan incontrolable como la basura, es casi imposible, debido a la falta de educación de las personas, quienes simplemente se ofenden cuando se les comenta que las coloquen en sitios donde se encuentre un contenedor designado.

Estos se encuentran frecuentemente con residuos biológicos, los cuales no se les está permitido, dado que estos se deben encargar personal con equipo de protección, debido a los riesgos sanitarios y medioambientales que estos representan.

El aseo urbano empieza  su trabajo desde temprano en la mañana, pasando por avenidas y calles, haciendo una segunda recolección en horas de la tarde.

Una promesa

Por parte de FOSPUCA C.A se comprometió el pasado 8 de noviembre, que en 40 días Ciudad Guayana estará igual de limpia que otras ciudades donde la empresa ha puesto sus manos.

Luis Rengel, conductor de una de las 53 unidades que se encuentran en Ciudad Guayana, expresó al equipo de Soy Nueva Prensa Digital que “estamos realizando nuestro trabajo diariamente, siguiendo nuestras rutas designadas”.

Esta compañía estableció horarios matutinos y funcionarán de lunes a sábado, incluyendo un horario vespertino para San Félix.

Acotó que hasta los momentos no han tenido un “encontronazo” con alguien, a la hora de hablar con las personas para que tomen conciencia sobre lo que arrojan y donde deben ponerlos.

Estas unidades compactadoras tampoco se encargan de la recolección de desechos biológicos, debido a que no saben con que se pueden encontrar y sin el equipo de protección mínimo, es más grande el riesgo de una infección, una alergia o una toxicidad a los trabajadores.

Una esperanza

Yasmin Sotillo, habitante del sector de Unare aplaudió este proyecto, porque observa como el camión del aseo urbano transita calles y avenida. “Ahora por donde uno pasa ve trabajando al aseo urbano, esto demuestra que se está recogiendo la basura”.

César Ortiz, comerciante, dijo que tiene la esperanza que en los pocos días la ciudad esté limpia, pero desea  que el aseo urbano se mantenga en el tiempo. “Por el negocio está pasando el camión, espero que se mantenga así , dos veces a la semana y no sea como todo que al principio funciona y luego no”.

 

Leonardo Estanga – Pasante