El pelotero criollo es una de las figuras del cuadro de Houston. Foto archivo

Redacción SNPD

Houston. Los Astros de Houston querían revalidar su título el año pasado tras ganar su primera Serie Mundial en 2017.

Pero sucumbir ante los Medias Rojas de Boston en la serie del campeonato de la Liga Americana del 2018 no ha mermado su fervor al encarar la temporada de 2019.

«No creo que la sensación ha cambiado», comentó el mánager AJ Hinch. «Lo que ha cambiado un poco es el discurso… ahora hay una expectativa de que hay que ganar y así debe ser. Tenemos un buen equipo».

Los Astros ganaron su segunda corona seguida en la División Oeste de la Liga Americana el año pasado tras establecer un récord de la franquicia con 103 victorias. Barrieron a Cleveland en la serie divisional antes que lesiones de sus estrellas José Altuve y Carlos Correa contribuyeron a la eliminación en cinco juegos ante Boston en la siguiente ronda.

Aunque las expectativas siguen apuntando alto, para un equipo con un roster casi intacto, Hinch procura que los Astros no se pongan a dar por hecho su presencia en los playoffs.

«Estaré tras bambalinas viendo que tengan los pies sobre la tierra, que ganemos series, que ganemos una tanda de juegos en casa, tener un marca victoriosa cada mes», dijo Hinch. «Es una forma aburrida y metódica de describirlo pero es lo que se necesita para ganar 162 (juegos) y así es que hemos podido tener cuatro campañas victoriosas seguidas».

Altuve y Correa vuelven a la carga, la igual que el tercera base Alex Bregman, dispuesto a dar otro paso adelante tras su destape como estrella en 2018. La rotación también luce fuerte, con Justin Verlander y Gerrit Cole al frente.

¿Quién será el designado…?

Los Astros decidieron no retener a Evan Gattis, el bateador designado la pasada campaña. No tienen a alguien definido. El gerente general Jeff Luhnow ha dicho que Tyler White recibirá algunos turnos, pero el plan del equipo apunta a usar el puesto para dar respiro a los jugadores de posición. Mencionó que Altuve, Correa, Bregman, el primera base Yuli Gurriel y el jardinero central George Springer podrían tener que desempeñarse como bateadores designados en algún momento.

Nuevos rostros

Si bien el equipo es casi el mismo, los Astros pudieron añadir un par de elementos. Su mayor adquisición fue la del jardinero Michael Brantley con un contrato de 32 millones de dólares por dos años. Con 31 años, Brantley representa una mejoría en el bosque izquierdo y un bate zurdo en una alineación llena de derecho. Brantley acumuló un promedio de .295 al pasar los primeros 10 años de su carrera con los Indios.

Tras decidir dejar partir al zurdo Dallas Keuchel en la agencia libre, los Astros cubrieron su turno en la rotación al obtener al también zurdo Wade Miley con un contrato de 4,5 millones por un año. Miley tuvo foja de 5-2 con efectividad de 2.57 en 16 aperturas y 80 2/3 innings con Milwaukee. También ficharon a un nuevo receptor en el venezolano Robinson Chirinos tras dejar que Brian McCann firmara con los Bravos. Añadieron al cubano Aledmys Díaz luego que el super utility Marwin González fichó con los Mellizos.

Prospectos

No se verán mucho novatos en el roster del día inaugural, pero dos jóvenes pitchers serán importantes en el bullpen. Josh James y el dominicano Framber Valdez debutaron al final de la temporada pasada y aún serán considerados como novatos por su limitada acción el año pasado. El zurdo Valdez estuvo peleando por un puesto en la rotación y tuvo marca de 4-1 con efectividad de 2.19 en ocho apariciones, cinco aperturas, la pasada temporada.