Medio ambiente: Contaminación del agua se agrava cada vez más

Según Naciones Unidas, el 80 % de las aguas residuales se vierten sin tratamiento alguno.

72

Durante décadas el ser humano ha tratado muchos de los ríos del planeta como alcantarillas.

Los vertidos, la deforestación, los pesticidas utilizados en la agricultura, la acumulación de aguas fecales…, las causas de la contaminación del agua son varias, y todas ellas están provocadas por la mano humana.

Un problema que azota, sobre todo a los países en desarrollo y a la población más pobre, que es quien toma directamente de sus cauces el agua para beber o para cocinar.

Pese a que el “Agua limpia y saneamiento” es  uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, (n.º 6) y Naciones Unidas sigue trabajando por garantizar el acceso universal al agua potable, cerca de 1.000 niños mueren debido a enfermedades prevenibles relacionadas con el agua y el saneamiento.

Según Naciones Unidas, el 80 % de las aguas residuales se vierten sin tratamiento alguno.

La contaminación del agua se ha elevado en los últimos tiempos, afectando a la biota que vive en el interior de los rios en el mundo. 

Yamuna, afluente del río Ganges

La India es el país más contaminado del mundo y, por ende, su río más importante no lo iba a estar menos. El Ganges se ha convertido en un gran vertedero en que se incineran animales y cuerpos humanos, y donde los miles y miles de peregrinos se bañan para purificar sus pecados.

Río Salween

 Está considerado como el río más contaminado del planeta, tanto que algunos pescadores han abandonado esta labor para recoger vidrios y plásticos y revenderlos. Ubicado en el Sureste Asiático, el río Salween nace en el Tíbet y recorre regiones de China y de Birmania.

Río de La Plata

El vaciado de residuos procedentes de la industria y de las poblaciones cercanas es una incesante fuente de contaminación del río de La Plata, la segunda cuenca más extensa de Sudamérica.

Río Danubio

Los residuos químicos son su gran enemigo, no solo por los pesticidas agrícolas, sino por los vertidos procedentes de las fábricas serbias bombardeadas desde 1999. El aumento del transporte fluvial ha sido otro de los culpables del crecimiento de la contaminación en este río.

Fuente: Sostenibilidad.com