Barberos informales como alternativa laboral

Barberos empíricos dominan las aceras de Ciudad Guayana. Un oficio espontáneo, que ha aumentado debido a la crisis económica  

253

Ciudad Guayana.- Dicen que ante la crisis, aflora la creatividad de cada persona. Dentro de esta idea ha emergido en el país diversos negocios informales con la intención de sobrevivir.

La venta de productos o servicios ambulante espontánea cada vez ha tomado más terreno en Venezuela, como una ocupación que puede generar más ganancias.

Ahora, es común ver en las calles personas que venden artículos de la cesta básica, ofrecen servicio de ortodoncia, de manicure, diseño de cejas y barbería.   

En los últimos años se comenzó a notar con más frecuencia en Caroní, que jóvenes emprendedores ante la falta de empleo decidieron sacar una silla, un espejo y una máquina de cortar cabello a orillas de la calle en sectores populares.  

Es que el oficio de barbero informal o a domicilio, se ha convertido en una alternativa para quienes deben dedicarse a un negocio rentable.

Para este sector informal es de mayor beneficio ser su propio jefe. No tienen que dejar un porcentaje de sus ganancias al alquilar una silla en un local de un centro comercial.

Tampoco cumplir con un horario, que no les permite realizar otras actividades. Así lo cuenta Gelievis Rodríguez, quien tiene su punto en Villa Colombia, hace dos meses.

Esta chica presta sus servicios tanto de barbería como de peluquería.

El corte para caballero son Bs. 15 mil en efectivo y 20 por transferencia.

Cuenta que tiene más ganancias trabajando bajo esta modalidad, que de manera formal.

“En un local dejas el 40 % de tu trabajo y también llevas el material. En cambio en este puesto toda la ganancia es mía”, explica.

Diario puede hacer de seis a ocho cortes, y tiene la libertad de llevar a su pequeño hijo, algo que no podía hacer en un establecimiento formal. Además arma su propio horario.

Es decir, que es un oficio que no le genera limitaciones, aunque confiesa que son los hombres quienes acuden a su puesto porque las mujeres son más reservadas, así que para este público en específico presta servicios a domicilio.

El costo por el servicio de barbería depende del sector, por ejemplo, en El Roble, San Félix, cobran 10 mil en efectivo y 20 por transferencia.

Jhosep Vallé dice que los clientes de la comunidad de El Roble conocida como Paramaconi, los hizo cuando comenzó el oficio a domicilio hace 10 años.

Y hace cinco decidió emprender el negocio bajo un toldo.

Uno de sus clientes, Javier Velázquez manifiesta que recurre a este negocio al aire libre porque hizo amistad con Vallé y está conforme con sus servicios.

Para Velázquez es más económico porque no tiene que movilizarse en una unidad de transporte para cortarse el cabello, asevera que se ahorra el pasaje debido a que habita en la misma comunidad.

En un recorrido por algunas barberías y peluquerías del Centro Comercial Alta Vista I y II un corte de cabello oscilaba esta semana entre 14 y 20 mil bolívares.

Así que actualmente no hay mucha diferencia entre los precios de los barberos informales y los formales. 

Estableciendo así disparidad entre el confort que brinda una barbería formal y la informal. 

A juicio de Ronnys Marcano encargada de la peluquería y barbería Thiwyca, en el C.C. Alta Vista I, estos comercios informales no son competencia, porque hasta ahora sus clientes han sido fieles, además que son muy selectivos con sus barberos. 

Una de sus estrategias para conservar a los clientes es mantener sus ofertas.

De lunes a jueves el corte de caballero es de 14 Bs. mil y el resto de los días Bs. 20 mil.

Marcano indica que esta oferta tiene alrededor de un mes y evalúan el costo según la inflación.

Pese a ello, sostiene que se basan en darle al cliente calidad de servicio, de aquí parte su táctica para preservar clientes satisfechos. 

Clientes renuentes

Josué Rodríguez, no opta por utilizar este servicio callejero, porque le causa desconfianza en cuanto a las condiciones de higiene y seguridad.

“Pienso que hay puestos que no están aptos para este servicio al aire libre, de pronto hay basura, cloacas cerca. No sé, si utilizan la misma hojilla o las extensiones eléctricas son seguras. Además casi nunca tengo efectivo.” opina. 

Por estás razones este cliente nunca ha experimentado pagar por un corte de cabello en un puesto ambulante.  

En cambio Luis Valbuena y Nicolás Valbuena, admiten que en varias ocasiones han recurrido a barberías informales, por lo que pueden comparar el servicio.

Argumentan que aunque no dudan del profesionalismo de los barberos informales, ellos prefieren instalaciones cerradas con aire acondicionado, esto los hace sentir más a gusto y seguros. 

“No me gustó estar en una tienda pasando calor, porque además el cabello se te pega”, manifiesta Nicolás Valbuena. 

El corte de moda

Rodríguez, manifiesta que la tendencia en estos momentos es el corte degradado.

Los caballeros le solicitan este corte, además de delinear la barba.  

Otros tipo de cortes solicitados por los género masculino en Alta Vista son el claro oscuro, desvanecido, fades, platabanda, cresta y gráficos.

 

Por Yessika Muñoz

[email protected]