Ciudad Guayana.- Una parte de la carretera en el Campamento Guri, Simón Bolívar, al lado de la represa del Guri, cedió debido a las fuertes lluvias e inundaciones que han estado azotando a Venezuela los últimos meses.

A raíz del derrumbe, el campamento se encuentra incomunicado y sufriendo constantes apagones en la zona.

Las recientes tormentas tropicales como Grace o Fred contribuyeron con dichas inundaciones, así como el debilitamiento de las carreteras, sin embargo la falta de mantenimiento de los desagües como de equipos para solventar este tipo de situaciones también ha dificultado la resolución de las mismas.

Los ciudadanos le exigen a las autoridades, así como a la Protección Civil, que tomen medidas urgentes antes de que la situación se expanda y sea más complicada de arreglar.

No es el primer derrumbe que se registra en el estado Bolívar. Diferentes sectores de Ciudad Guayana se han visto afectados por las caídas de sus puentes, así como de inundaciones por alcantarillas y desagües obstruidos.

La crecida de los ríos también han tomado un papel importante estas últimas semanas, siendo El Dorado y El Callao una de las principales zonas afectadas con las consecuencias del mismo, que han perdido casas y comercios.

Ciudadanos esperan que las autoridades tomen medidas más drásticas para lo que queda del año y que presenten mejores planes para prevenir estas situaciones.

Ruth Meyerowitz