La víctima recibió los disparos por el intercostal derecho, efectuados desde afuera a través de la ventana

Puerto Ordaz.-Una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, ata cabos para identificar a los asesinos del dirigente sindical Ángel Jonás Espinoza, quién murió de varios disparos momentos en que conducía su camioneta Toyota Fortuner por la vía Caracas.

La víctima minutos antes, había participado en una reunión que se realizó en la sede de Futseb ubicada en el Gimnasio Hermanas González, parroquia Cachamay, según, estuvieron presentes más de cincuenta miembros de diferentes sindicatos de la construcción afiliados al Frente Unido de Trabajadores Socialistas del estado Bolívar.

Al parecer, los homicidas sabían que el dirigente sindical iba con dirección a su residencia ubicada en el Caronoco. Antes de llegar a la entrada del referido urbanismo le efectuaron disparos, cuatro perforaciones recibió en la parte del intercostal derecho con lesiones en el brazo del mismo lado.

Ángel, no pudo control el auto y se estrelló contra la defensa de la carretera y después volcó de manera aparatosa.

Comisión de homicidios de la policía judicial se hizo presente, colectó algunas evidencias en la escena del crimen.

Se maneja la hipótesis de la venganza, aparentemente por ciertas diferencias en el gremio de la construcción.

El infortunado hombre era el secretario general de la Unión Bolivariana de Trabajadores; también directivo de Futseb; además, fue precandidato a la alcaldía de Caroní por el Partido Socialista Unido de Venezuela, (Psuv).

Posiblemente sean llamados a rendir declaraciones ante la dirección de homicidios del Cicpc, aquellos que estuvieron presentes en la reunión antes de ser baleado.

Bladimir Martínez Ladera
[email protected]