Puerto Ordaz.- Una cloaca desbordada, desde hace más de 20 años, afecta a los habitantes del sector A de Las Amazonas, Puerto Ordaz.

El bote de agua que comienza desde las manzanas 36 y 37 se extiende hasta la manzana 32, por lo que los vecinos denuncian las malas condiciones que tienen esas dos calles.

Carla Rodríguez, vecina del sector, indicó que las enfermedades son uno de los principales problemas que genera la cloaca rota.

Expresó que los virus y padecimientos se han incrementado en el área por la proliferación de mosquitos.

La residente añadió que se han reportado casos de paludismo y dengue a causa de esta irregularidad.

La maleza ha hecho efecto alrededor de la cloaca y de la extensión de la misma, ya que el monte crecido demuestra la insalubridad.

Igualmente, por las adyacencias los hongos, el moho y el deterioro rodean toda la zona. Los malos olores se perciben con solo ingresar al área.

A los laterales del bote de agua hay viviendas en las que los vecinos se ven afectados, mientras que en la parte trasera se encuentra la escuela Fe y Alegría Santa Joaquina, por lo que algunos alumnos para llegar al colegio deben trasladarse obligatoriamente por allí.

Rodríguez denunció que la gobernación del estado Bolívar inició un plan de asfaltado para las comunidades adyacentes, pero esta parte de Las Amazonas “no la tomaron en cuenta”.

“No nos incluyeron en el proyecto precisamente por este bote de agua negra. Dijeron que debíamos arreglar eso primero”, añadió.

Exigió que las autoridades municipales y regionales se trasladen hasta el sitio para realizar las labores de limpieza.

Además, también pidió a las instituciones encargadas que realicen los trabajos de reparación.

Añadió que hace aproximadamente un mes, los trabajadores de Sidor fueron al sitio pero no lograron resolver nada.

Caso

En una de las casas que se ubican a pocos metros de la cloaca desbordada se evidencia la acumulación del agua contaminada.

José Luis Díaz, habitante de dicha vivienda, subrayó que el agua ha llegado hasta el interior de la casa.

“En la parte de atrás de la casa el agua está acumulada, tiene tiempo eso así, se empieza a notar el mal aspecto”, puntualizó.

Junto a ella viven cuatro personas, entre ellas dos niños, que deben vivir con la fetidez y la contaminación que se produce por la cloaca.

Comentó que en una situación similar se encuentran otras casas que están en la misma zona.

“Cuando llueve es horrible porque en todas las calles se riega el agua. En esa época es donde más sufrimos”, apuntó.

Por otra parte, el bote de agua también ha deteriorado las calles de la comunidad. Los huecos y los desperfectos se encuentran por varios tramos.

Díaz recordó que hace más de 15 años la cloaca se rompió y se fue expandiendo poco a poco.

Recalcó que el sector A de Las Amazonas tampoco ha sido tomado en cuenta para un proyecto de brocales.

Redacción SNP