Combos de comida para las familias. Fotos: Wuilmer Barrero

Ciudad Guayana. – El venezolano se acostumbró  a solventar las necesidades alimenticias de diferentes maneras, acudiendo a los mercados y escogiendo sus productos en base a lo que es más económico para ellos.

Las dificultades relacionadas a la escasez y los precios elevados en algunos establecimientos,  han hecho que conseguir una variedad de productos amplia en un mismo sitio sea algo extremadamente complicado.

A raíz de esto muchos comerciantes han optado por vender combos o bolsas de comida,  como una alternativa para aquellas personas que deseen conseguir productos básicos sin tener que esforzarse demasiado.

Estos combos no son una invención nueva, a lo largo de los años se han visto con mayor frecuencia en el territorio venezolano, ya sea por medio de ayuda comunitaria, por venta e incluso como premios en sorteos.

Soy Nueva Prensa se dirigió al mercado de Unare donde entrevistó al comerciante Johnnathan Núñez con el objetivo de saber si era un método de venta fiable.

Comerciante Johnnathan Núñez

Núñez comentó que lleva aproximadamente 4 meses con esta estrategia de venta, y que le ha ido bien; alegando que las bolsas exhibidas obtienen sus precios a través de las pacas, y no por los productos al detal.

“Para nosotros es como si estuviera vendiendo productos al mayor, no hay diferencia” dijo Núñez.

También agregó: “Vendiéndolo al detal le gano un poquito más, no es que me vaya a hacer millonario ni le este ganando 10$, o sea le gano el 0.5 al bulto, o un dólar al bulto.”

Esto quiere decir que la estrategia de venta por combo es un poco más beneficiosa para el consumidor, y no tanto para el vendedor.

¿Qué trae generalmente un combo?

Normalmente una bolsa de este estilo traerá los artículos comunes que todo hogar venezolano necesita, ya sea harina de maíz , arroz, espagueti, azúcar, mayonesa, café, entre otros alimentos.

La organización de los combos, así como el precio de estos, se determina por la cantidad de productos que se tenga. Núñez dijo: “tenemos bolsas de 10, 15, 20 y 30 dólares; al comprar una de por lo menos, 15$ el cliente se lleva 13 productos.

Cabe resaltar que estos combos pueden llegar incluso con artículos adicionales que no están exhibidos por motivos de comodidad y conservación, la mortadela o la mantequilla son un ejemplo de esto.

Junto a esta alternativa el cliente puede ahorrarse más tiempo al no tener que buscar de negocio en negocio el mejor precio individual de cada producto, adquiriendo todo lo que necesita en su hogar de una “sentada”.

Cada vez son más los negocios que han decidido implementar este método para poder darle a los ciudadanos una oportunidad de economía y comodidad a la hora de comprar.

 

Gabriela Martínez La Palma

Pasante