Filadelfia, Estados Unidos. El zurdo venezolano Ranger Suárez exhibió este martes la solidez que esperaban de él los Filis de Filadelfia y le dio a su equipo la tan anhelada victoria en el tercer juego de la Serie Mundial contra los Astros de Houston (7-0) para ponerse por delante 2-1.

Suárez (2-0), quien tomó la pelota tras haber relevado en el primer encuentro de este Clásico de Otoño, mostró que en él sólo existe determinación y que hará lo que el equipo le pida para salir con la victoria, como la que sus Filis lograron por 7-0 en casa ante los Astros de Houston.

El izquierdo, nacido hace 27 años en Carora, Venezuela, no le dio oportunidad a una alineación de Houston que en principio salió agresiva a atacar sus picheos, pero que no encontró como poder hacerle daño.

Suárez se fue entrada tras entrada sorteando de manera perfecta las dos ocasiones que los Astros colocaron hombres en la antesala, en ambas ya los tenia contra la pared, ya que lo hicieron con dos outs en el marcador y ante esta situación recobró su control y dominio para evitar que pisaran el plato.

El venezolano colocó a sus rivales a la defensiva, colocando su primer picheo de strike ante 12 de los 19 bateadores que enfrentó y en general lanzó en zona buena a 48 de los 76 picheo que realizó, lo que le permitió otorgar sólo una base por bolas.

Con solo tres imparables permitidos, Suárez le dio la oportunidad a su equipo sin sentir la presión de la ofensiva de los Astros.

Su dominio y control permitió a su ofensiva desarrollar un ataque desmoralizante y que los elevó en un duelo por el título de campeones en el cual no partieron como favoritos.

Lanzar en la Serie Mundial, en el ruido ensordecedor de un Citizens Bank Park al reventar y la responsabilidad de llevar a su equipo a puerto seguro, no fueron suficientes para doblegar al estelar zurdo, quien ha demostrado que maneja este escenario y que estará listo si debe volver al montículo en un séptimo y decisivo partido si así lo necesita su equipo.

Los Filis jugarán nuevamente en su terreno en el cuarto y quinto partido de la serie, en los cuales tratarán de conseguir las dos victorias que necesitan para conquistar el tercer título de su historia (ganaron en 1980 y 2008).

Por su parte los Astros intentarán extender este enfrentamiento y devolverlo a Houston, donde se disputarían el sexto y séptimo juego de ser necesario.

Para el cuarto duelo de este desafío, este jueves, los Filis apostarán a su estelar Aaron Nola, quien salió sin decisión en el primer juego de la serie, al permitir cinco carreras en 4.1 entradas, pero que ahora estará lanzando en casa, donde tendrá un escenario más favorable, mientras los dirigidos por Dusty Barker les darán la pelota al dominicano Cristian Javier, quien dominó a los Yanquis de Nueva York en la Serie de Campeonato.

Efe deportes