Ciudad Guayana. Sobre las 10 y 16 minutos de la mañana de este martes 16 de Marzo del presente año 2021, arrancó en el Municipio Autónomo Caroní, la primera jornada de vacunación contra el Covid-19, del sistema escolar del estado Bolívar.

El evento  se llevó a cabo en las instalaciones de la Escuela Básica estadal Madre María de San José, ubicada al lado de las instalaciones del antiguo Polideportivo de Fesilven y contó con la presencia del Secretario de Gobierno del estado Bolívar, Edgar Delgado Merentes y el profesor Mauro Suárez, autoridad unidad educativa de la entidad guayanesa.

La integrante del equipo de supervisión educativa de la Parroquia Unare, Yolimar Lamar, fue la primera en recibir la vacuna que se transforma en el caso de quienes la reciben, en una “esperanza de vida”.

Marglorys Ruiz al momento de recibir su vacuna contra el Covid-19.

Sobre su músculo deltoides derecho, la enfermera Leivi Romero cumplió con la respectiva vacunación, abriendo el camino a las 128 personas que fueron pautadas para cumplir con este importante proceso.

Lamar, habitante del sector de la Avenida Atlántico Villa Upata y de 43 años, antecedió a Margloris Ruiz de 58 años y Mariví Sánchez de 54,  en un cuidado proceso que abre las compuertas para la vida, a muchas personas vinculadas al sector educativo del estado Bolívar.

ESPERANZA DE VIDA

Como segunda en el proceso de vacunación llevado a cabo este martes, le correspondió a Margloris Ruiz, integrante del equipo de cocineras de la patria, mientras que la directora de la Unidad Educativa Madre María de San José, Marivy Sánchez fue la tercera en recibir el importe refuerzo médico, en la diaria lucha que se cumple, para evitar el contagio del Covid-19.

Como se indicó, un total de 128 vacunas fueron establecidas colocar en esta acción de la mañana de este martes 16 de Marzo, en las que fueron “bendecidos” centros educativos como la U.E San Pedro San Pablo, el C.C.I Caujaro, CEI Luisa Isidora Agnes, el CES de Alcasa ME y la U.E.N. Julia Rodríguez Viña.

Mariví Sánchez otra de las primeras vacunadas en la jornada de ayer, de sector educativo.

Previo al inicio de la actividad, tomaron la palabra tanto Edgar Delgado Merentes como el profesor Mauro Suárez, que evaluaron de entrada las bondades que este proceso establecen, para el sector educativo en general.

Merentes recordó además en su intervención que “es importante destacar las distancias cercanas que se establecen entre nuestro frontera con Brasil como Santa Elena de Uairén y los sectores como Manaos por ejemplo. No es nada. A veces uno en labores de trabajo, tiene que recorrer desde aquí Puerto Ordaz, hasta La Guaira por ejemplo los tiempos son similares. Estamos luchando contra esta enfermedad, se nos montó la cepa, pero debemos luchar contra esta pandemia, con mucha voluntad y conciencia…”

Reconoció que mientras se cumple con el proceso de vacunación del sector educativo, se prosigue con otros sectores, como el médico, con el que se inició las labores tan importantes de protección de este sectores priorizados.

“Ahora estamos con el proceso educativo, el que debemos decir, es una segunda línea indispensable, de la batalla que cumplimos. También quiero provechar para reiterar, que auto medicarse es lo peor que se puede hacer, por lo que tenemos que hacer un llamado a la conciencia, tener alto sentido común, mucha conciencia y cuidarnos con el máximo sentido común.

Por su parte el profesor Mauro Suárez, autoridad única educativa en el estado Bolívar, destacó “el inicio de este proceso de vacunación contra el COVID-19 para docentes, madre de la patria, cocineras y los sistemas administrativos y variados de nuestro  sistema educativo.

“Queremos agradecer a la gobernación del estado Bolívar, y en representación de este sector educativo que se inicie este proceso…”dijo Suárez quien recordó que paralelamente se debía cumplir con la sede de IPASME en San Félix…”

Es de resaltar, que Suárez, vive con las intensidad este proceso, ya que precisamente es sobreviviente del Covid-19, que lo atacó y puso en jaque su vida, proceso viral del que pudo salir con vida, y que lógicamente, por vivencia propia, le ha permitido, entender más de cerca, todo lo que el Covid-19, encierra en su más íntimas esencias.

Rodrigo Malagón Forero

Fotos: Wuilmer Barrero