Sevilla.-Eintracht de Fráncfort se proclamó campeón de la Liga Europa 2022 y volvió a alcanzar la gloria, 42 años después de su primer y hasta este miércoles único título europeo en la antigua Copa de la UEFA (1980), al superar en la tanda de penaltis al Rangers de Glasgow con un tiro decisivo del colombiano Rafael Santos Borré.

Tras una final que acabó 1-1 en el tiempo reglamentario y en la prórroga, con goles del nigeriano Joe Aribo en el 57 para los escoceses y del propio Borré para el Eintracht en el 69, el delantero colombiano convirtió el penalti decisivo (5-4) después de que fallara el único lanzamiento de la tanda el galés del Rangers Aaron Ramsey, lo que desató la euforia en la hinchada alemana después de una final muy igualada y competida.

Se medían dos clubes históricos y con ansias de triunfo, el Eintracht del técnico austriaco Oliver Glasner, tras eliminar en semifinales al West Ham, 42 años después de su único título europeo (la Copa de la UEFA de 1980), y el Rangers, que superó antes de la final al Leipzig alemán, justo medio siglo después de la única vez, igualmente, en la que levantó un trofeo en Europa (la Recopa de 1972).

La marea de aficionados que tomó Sevilla para esta final, cifrada en más de 100.000 aficionados de ambos equipos y bastante más de la mitad sin entrada al estar limitado a 40.000 el aforo del Ramón Sánchez-Pizjuán, dio paso al fútbol en una tarde noche calurosa, con unos 31 grados de temperatura, para un duelo de altura.