Especies
Vaquita marina, la marsopa más pequeña del mundo. Foto: EFE

Madrid.-Más de 10.000 especies de vertebrados y 6.042 de invertebrados se encuentran en peligro y pueden desaparecer en el futuro, de acuerdo con el Libro Rojo de la Unión Internacional de la Conservación para la Naturaleza (UICN).

Para las plantas tampoco es la mejor situación, pues la supervivencia de más de un tercio de estas se encuentra en entredicho.

De acuerdo al último informe del Real Jardín Botánico londinés, estas son las especies de fauna y flora más amenazas del mundo.

Especies animales más amenazadas del mundo

1. Vaquita marina

Este cetáceo frecuenta las aguas del golfo de California.

Lo crítico de su situación la ha llevado a ser apodado como «panda del mar», ya que, su población actual se ha reducido en un 99 % respecto a los ejemplares censados en 1998.

Se estima que no quedan más de diez ejemplares con vida.

Las redes de enmalle, lanzadas por los pescadores de totoaba, un pez de vejiga muy codiciada, son el principal motivo de su declive.

2. Ibis gigante

La frontera nororiental de Camboya, último refugio de la considerada el ave más amenazada del mundo, de la que no quedan más de 200 ejemplares.

La caza furtiva y el crecimiento agrícola de Camboya y Laos ha llevado que estas aves esten en un estado crítcio.

Esto se debe a que el impulso de los países a desecar, han hecho que estas aves se queden sin hogar.

3.- Sapo de Wyoming

Extinto en estado salvaje, este sapo vivía en el estado de Wyoming hasta que la actividad humana y uso de insecticidas lo hicieron desaparecer.

Más tarde fue hallada otra población en el mismo estado, pero no se ha reproducido de manera natural desde 1991 y se mantiene de forma artificial, con números de ejemplares menguandos.

4.- Tortuga negra de caparazón blando

Aunque declarada extinta a principios del siglo XXI, algunos ejemplares de esta tortuga fueron avistados en una laguna en el estado hindú de Asam.

Pese a que esta especie alcanza los 150 años, su esperanza de vida real es muy corta. Son vulnerables a la contaminación del agua y caza furtiva.

5.- Ameca splendens

Este pez óseo vive en el río Teuchitlán y estuvo considerado durante años una especie extinta, pero a principios del siglo XXI fue localizada una pequeña población en un curso de agua, en Jalisco.

Se ignora el número total de ejemplares que hay, la pérdida del 50 % de su hábitat debido a la deforestación condena esta especie al declive.

Floras más amenazadas

1. Cícada de Wood

Endémica de la costa oriental de Suráfrica. Especie de palmera se reduce a día de hoy a los clones de un ejemplar macho que murió en 1964.

Debido a que se trata de una planta dioica, de no descubrirse un individuo femenino, los clones nunca podrán reproducirse de forma natural.

2. Nymphaea thermarum

Endémico de Ruanda, considerado como lirio de agua más pequeño del mundo, crecía en los terrenos inundados por una fuente termal hasta que en 2008 los locales cortaron el flujo de agua y desapareció.

Poco antes, el botánico Eberhard Fischern que había descubierto esta especie, recogió algunas semillas y en la actualidad 50 especies de estos minúsculos lirios crecen en un invernadero londinense.

3. Toromiro

Los indígenas de Pascua sobreexplotaron los recursos de la isla y condenaron así su propio futuro: entre las plantas que desaparecieron figura ésta, similar a las mimosas, cuyo último ejemplar salvaje murió en 1960.

Hoy solo puede contemplarse en jardines botánicos, aunque existe un proyecto para reintroducirlo en la isla.

4. Árbol de la medusa

Endémico de la mayor de las islas Seychelles, Mahé, esta especie se creía extinta en estado silvestre pero en 1970 fueron hallados algunos árboles en el interior de la isla.

Su semilla parece incapaz de germinar en estado salvaje, por lo que nunca se ha encontrado un árbol joven y, como consecuencia, su población está compuesta por 86 árboles, todos de una edad avanzada.

5. Planta de jarra de Attenborough

Bautizada en homenaje al naturalista inglés David Attenborough, esta planta carnívora posee grandes odres, en cuyo fondo flota un líquido viscoso donde quedan atrapados los insectos de los que se alimenta.

Descubierta en 2007 en Palawan (Filipinas), se estima que la población total no llega a las 500 plantas y su principal amenaza son los furtivos ya que alcanza altos precios en los mercados negros de Taiwán y Japón.