Fósiles de murciélago

Tenerife.-En la Cueva de los Verdes de Lanzarote han aparecido restos fósiles de murciélago, ya que no habitan en la isla, pero si en otras. Los paleontólogos se preguntan qué ocurrió en el ecosistema para causar su desaparición.

El enigma se plantea del primer estudio sobre el registro de fósiles de murciélagos en Canarias por el paleantólogo y becario doctoral, Javier González-Dionis.

González-Dionis explicó que el estudio se realizó a partir de restos fósiles de murciélagos hallados en tubos volcánicos del Cuaternario.

El registro fósil de este mamífero es escaso y está formado por dientes aislados y algunos esqueletos, precisó el investigador.

Además, señala que en Canarias, el carácter volcánico propicia la formación de tubos lávicos en las que se conservan bien los frágiles huesos de murciélago.

Así, se han encontrado restos en yacimientos paleontológicos y arqueológicos de las islas de Lanzarote, La Palma, Tenerife y El Hierro, todas en Canarias.

Data de los fósiles de murciélago hallados

Los yacimientos encontrados más antiguos datan de 700.000 años en La Palma y los más recientes, con 800 años, en Tenerife.

En Lanzarote y El Hierro datan de 20.000 y 4.000 años, respectivamente.

Lo inusual ha sido constatar que hay fósiles de murciélago de borde claro en Lanzarote, donde ya no vive, mientras que sí continúa habitando en Fuerteventura, Gran Canaria y Tenerife.

Ausencia en Lanzarote

Respecto a la ausencia actual del murciélago en Lanzarote, indica una pérdida de diversidad en la fauna de mamíferos en general y de murciélagos en particular.

Esto lleva a los investigadores a preguntarse si lo que ocurrió en dicha isla afectó sólo a este grupo de animales o pudo afectar a otros.

Los paleontólogos creen necesario comparar la dentición de los especímenes hallados en la Cueva de los Verdes con los del Norte de África para ayudar a determinar si los animales encontrados son africanos o ibérico, explicó Javier González-Dionis.