Trabajadores de la construcción, mineros y comunidades cerraron la avenida Guayana. Foto: Cortesía

Dirigentes sindicales del Frente Unido de Trabajadores Socialistas del estado Bolívar, tomaron avenida Guayana para protestar y denunciar al jefe de la Zona Operacional de Defensa Integral  Bolívar general Julmer Rafael Ochoa, por supuesta violación de los derechos humanos contra población minera al Sur del estado Bolívar.

La denuncia la hizo el presidente de Futseb Bladimir José Tremaría, quien además, indicó que la persecución de los pequeños mineros llega al extremo del decomiso de sus implementos de trabajo, desalojo de sitios mineros que tienen años explotando.

Al ser encarcelados, “es un vil secuestro de padres de familias y personas honestas, nativos de los municipios del Sur del estado Bolívar”.

Los sucesos ocurren en: Sifontes, El Callao, Roscio, La Paragua, entre otros sitios, “todo indica que hay personas interesadas en afectar la economía del estado Bolívar y perjudicar la gestión del gobernador Ángel Marcano”.

Derecho al trabajo

Tremaria, dijo que castrenses niegan derecho al trabajo a un sin número de hombres y mujeres que buscan el sustento de sus hijos en áreas mineras.

“Hombres y mujeres que en tiempo de crisis, trabajaron para estabilizar la economía del país con su arrime a la Corporación Venezolana de Minas, con su producción se pudo solventar muchos problemas del país”.

El dirigente de la construcción apuntó que no permitirán que nadie tome por asalto derechos de los trabajadores.

Exhortó al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, intervenir para evitar que militares sigan cometiendo violación a los derechos humanos de este grupo de padres de familias.

Sutra-Bolívar

También, Asdrúbal López, directivo de Futseb y representante de Sutra Bolívar, explicó sobre la paralización total de la construcción; mientras que aquellas obras que son administradas por el sector público y gerencias de las empresas básicas, les cierran las puertas.

Son más de 5 mil hombres haciendo portón por un puesto de trabajo, “ese número de personas las van a ver una vez que comience enero. Aquel que despegó, anda buscando como salvar Navidad. Muchos están en las mineras, entonces con el Plan Roraima, el Estado, niega el derecho al trabajo a los venezolanos”.

Este plan se distorsiona, “militares atropellan al pequeño minero, a la familia, entre otros abusos que cometen. La gente, no tiene ninguna alternativa, se viene a la ciudad, a la construcción y resulta que en las empresas básicas las puertas están cerradas; además, en todas las obras de la CVG, cierran las puertas a la dirigencia de la construcción”.

Aseguró que seguirán en la calle, vendrán con más fuerzas y manifestó que ellos, tienen apoyo de las comunidades, mineros y otros ciudadanos afectados por la necesidad de un puesto de empleo.

Según López, no pueden llegar a ninguna obra en construcción porque enseguida arriba un cuerpo de seguridad, con el propósito de amedrentarlos o ponerlos presos tras crearles un falso positivo.

Comisión de Derechos Humanos

Pequeños mineros exigen una delegación de los Derechos Humanos. No quieren que continúen ocurriendo muertes extrajudiciales al Sur del estado Bolívar.

Cuentan que son testigos de atropellos y violaciones de mujeres perpetradas por castrenses, en desalojos llevados a cabo por uniformados de la Guardia Nacional.

Piden al fiscal nacional de la República Terek William Saab que comisione fiscales nacionales para que investiguen los atropellos cometidos por castrenses, igual, por las detenciones arbitrarias.