Gobierno nacional
Fotografía cedida hoy por la oficina de Prensa del Palacio de Miraflores que muestra al presidente venezolano, Nicolás Maduro, mientras saluda a Bernabé Gutiérrez, secretario general de la opositora Acción Democrática, durante una reunión en Caracas (Venezuela). EFE/Prensa Miraflores

Gobierno nacional anunció la preparación de un documento, donde establecerán los acuerdos llegados con los distintos sectores de la oposición en materia social, económica, política y electoral.

El anuncio hecho por el jefe de la Asamblea Nacional, Jorge Rodríguez, luego de una reunión con la oposición agrupada en la fracción Alianza Democrática, que estuvo encabezada por el presidente Nicolás Maduro.

«Nos hemos dado 30 días para poder definir, a través de distintas mesas de trabajo e instancias de trabajo, los más importantes temas en el área económica, social, política, electoral (…) Que salga un documento donde podamos presentarle al país en qué estamos de acuerdo con los sectores de la oposición», dijo Rodríguez.

Explicó que en el encuentro se habló, también, del reciente acuerdo firmado en Ciudad de México, entre el Ejecutivo y la Plataforma Unitaria, que busca desbloquear los recursos que Venezuela tiene congelados en el extranjero.

«Venezuela acaba de firmar un acuerdo muy importante para recuperar 3.000 millones de dólares que estaban secuestrados en el extranjero y ese es un elemento a discutir también con estos factores de la vida política de Venezuela que tienen un caudal importante en la votación electoral», aseveró Rodríguez.

Por su parte, el diputado opositor Luis Parra, del partido Primero Venezuela, quien participó en el encuentro, aseguró que se trató de una reunión que busca «nacionalizar» la negociación en México del pasado 26 de noviembre y que, a su juicio, no involucra una representación de todos los sectores del país.

«Nosotros, las resultas de ese diálogo que pueden traer beneficios para el país, las apoyamos», dijo Parra.

Sobre el documento que presentarán, el diputado aseguró que se trata de un «nuevo pacto democrático» que se construirá en paralelo con convocatorias a distintos grupos de la sociedad civil y política.