Harry y Meghan Markle

El príncipe Harry y Meghan Markle no volverán a representar oficialmente a la Familia Real, informó el Palacio de Buckingham en un comunicado.

El duque y la duquesa de Sussex renunciaron temporalmente a sus privilegios y obligaciones reales en marzo del año pasado, con el fin de trabajar para volverse financieramente independientes.

Y con el “período de transición” acordado con la reina Isabel II a punto de completarse, la monarca confirmó que su nieto y esposa ya no “continuarán con las responsabilidades y deberes que conlleva una vida de servicio público”.

La confirmación significa que Harry y Meghan, quienes residen en California, devolverán sus nombramientos militares honorarios y patrocinios reales, los que se redistribuirán entre los miembros activos de la familia real.

Pero la declaración emitida por palacio recalcó que el príncipe y su esposa “siguen siendo miembros muy queridos de la familia”.

Agencia