Bolívar.- El constante reclamo de transportistas y transeúntes de la Troncal 10 fue escuchado por el Gobierno regional y el Ministerio de Obras Públicas. 

Según informa Prensa Gobernación en una nota institucional, la máxima autoridad regional, Ángel Marcano, junto al ministro de Obras Públicas G/D Raúl Paredes, inspeccionaron la importante arteria vial que comunica Venezuela con Brasil, a fin de constatar las condiciones de la vía y ofrecer, según, respuestas concretas. 

En la visita, ambas autoridades corroboraron puntos críticos y álgidos en los que iniciarán el trabajo de reparación: desde Upata, municipio Piar, hasta Santa Elena de Uairén, en Gran Sabana. 

Desde hace meses, usuarios de esta importante arteria vial denunciaban el mal estado en el que se encontraba la vía, al punto que esta semana transportistas decidieron paralizar sus servicios, ante la incapacidad de conducir por el tramo Tumeremo-Las Claritas.

Marcano declaró que van a realizar un levantamiento técnico e instalarán seis frentes de trabajo para atacar los tramos Upata-Guasipati; Guasipati-Tumeremo; Tumeremo-El Dorado; El Dorado-km 88, hasta Santa Elena de Uairén.

Marcano reconoció que la reparación de esta importante vía impulsa el desarrollo de la economía y en la entidad y en el país. 

Con más de 800 personas trabajando, la autoridad regional promete dar resultados «con victorias tempranas». 

Adelantó que desde el lunes 8 de agosto comenzarán labores de saneamiento, limpieza, desmalezamiento de laterales y vías. Posteriormente, dijo que continuarán con las adecuaciones para el asfaltado de la Troncal.

Marcano también  anunció que «en próximos días» instalará una planta de asfaltado «completamente nueva» que permitirá agilizar el proceso de recuperación de la Troncal 10.